El sevillista de los pasos perdidos

 

 

ANTONIO JIMÉNEZ-RIQUELME

Socio nº2660

Editor

Presidente Tertulia Sánchez-Pizjuán

@alfalfeando





  No era consciente, o a lo mejor no quería ver la crueldad y lo dañino que puede llegar a ser un derby... quiero decir cuando se da un resultado adverso (si ya es imprevisto, para qué más...) cuando tu equipo te da una bofetada sin mano en forma de derrota.
  Me lo decía el otro día, la noche del 3-2 al realdemadrid un buen Amigo futbolero, Jose, de esos de verdad, de los que utilizan la sevillanía, con magisterio punzante y bisturí demoledor cuando se pone... y mi amigo Gitano, mi gitano Amigo de la calle Águilas, se sinceraba y me reconocía que la última vez que lloró, fue por culpa de mi Sevilla Fútbol Club y la remontada en Heliópolis del ya histórico euro derby. No me lo podía creer, aunque debería de tener hecho el cuerpo, ya que en mi familia tenía antecedentes.
  Mi Abuelo Tomás, el guarnicionero de la calle Pagés del Corro, me contaba hace 40 años, cuando los nietos queríamos escucharlo... -guasa- con un importante rechinar de dientes, que para ver fútbol de verdad tenía que venir a Nervión para poder disfrutar de los Kubala, Di Stéfano o Zarra, ya que su equipo (falleció con el número 4 del Real Betis Balompié...) estaba por aquel entonces más tiempo en segunda y tercera que junto la Sevilla F.C. en primera.
  Como todos ustedes comprenderán, soy hijo y nieto de la rivalidad deportiva, según Sevilla y como no te quiero encontrar mañana con la cara descolgá, amigo Jose, piensa que el fútbol es lo más importante de las cosas sin importancia.
  Se podrán imaginar que ya lo estoy celebrando... aquí en el Aljibe, un clásico, un día como hoy... gin en mano y habano en la otra.
  Recuerden, sean felices... por mí, que no quede.


www.gansaby.com


 

Captura y opina sobre la columna de Antonio Jiménez-Riquelme

Opina capturando el cuadro con la App gansaby y tu opinión será publicada automáticamente.