Cepero


 

MANUEL J. MARCHENA

Catedrático de Análisis Geográfico Regional.

Universidad de Sevilla


Un apellido que ha iluminado la vida de todos los que le conocieron y las de muchos que no. En más de medio siglo, Manolo Cepero ha sido un servidor de Sevilla, mejor de los sevillanos, de toda índole y condición. Conociendo a la minoría rancia y reaccionaria de esta ciudad perfectamente -les soportó "tela"- mantuvo siempre una disposición de igual con el poderoso y de servicio honesto, profundo y denodado con el necesitado. Muchos de ellos de la estirpe de dicho rancio abolengo.
Manuel Cepero se nos fue al Olimpo que siempre mereció porque jamás perdió una batalla porque jamás se rindió. Amigo de sus amigos; aguantador de capillitas, forofos de la nada, católicos de pacotilla -verdaderamente Manolo Cepero era un cristiano impecable- y persona de compromiso en las cárceles, contra la exclusión social y el Cáncer.
Amante de lo realmente bello: el flamenco, las mujeres, el Sevilla FC, la literatura, el Gran Poder, la cocina popular, los amigos, la tertulia, la familia, la ironía ..... Pura energía positiva. Este agosto su cuerpo se nos ha ido después de almorzar en La Antilla y de contemplar a su nieta recién nacida. Su espíritu ha cambiado de vehículo y se halla en su legado de mejor persona entre todos nosotros; su conocimiento y magisterio de la vida y de los libros no descansarán en Sevilla, porque nos mantendrán en "guerrita" permanente contra la desigualdad, el oprobio de rancios y pretendidos poderosos, la maldad de la enfermedad, las dolencias de los barrios pobres y del peor de los barrios: la cárcel. Manolo Cepero sí que conocía el Evangelio y a Machado, muchos son los que los declaman pero ni idea de lo que realmente expresan.
Bueno, que seguiremos toda su legión de admiradores, siguiendo los pasos y emulando el bien y la herencia de Manolo Cepero, su generosidad con alevosía, su alma de caballero, su espléndida armonía vital. Un caballero de Sevilla para toda la vida, don Manuel Cepero.


www.gansaby.com


 

Opina capturando el cuadro con la App gansaby y tu opinión será publicada automáticamente.


Captura y opina sobre la columna de Manuel J. Marchena