Síguenos en Twitter (@C_HistoricoSev), nuestra página de Facebook o canal de YouTube para tener toda la actualidad de Centro Histórico.

 

Sevilla vive un Corpus espléndido y extremadamente caluroso

 
 

Sevilla ha vuelto a vivir una de sus celebraciones más tradicionales, la celebración del Corpus, este año, bajo un sol de justicia.
Desde el día anterior, cientos de sevillanos se concentraron en el centro para disfrutar de los conciertos y las actividades previas a la tradicional procesión. En este sentido, se dieron a conocer el pasado día 14 los premiados en el concurso de Altares, Balcones y Escaparates.
Así, en la modalidad de altares, el Primer premio ha sido este año para la Hermandad de la Divina Pastora (Santa Marina), ubicado en la calle Sierpes, 65. Fachada del Círculo Mercantil. El Segundo premio fue a parar a la Hermandad de Pasión, que ubicó su altar en la Plaza del Salvador.
Del mismo modo, se concedieron varios accésits. Fueron para la Hermandad de San Gonzalo y su altar ubicado en la Avenida de la Constitución, 3 (delante del Banco Santander), para la 
Hermandad del Amor que instaló su altar en la Calle Villegas, 4; para la Hermandad de San Isidoro. en la Calle Francos 39 (fachada antiguo comercio Breché) y para la Hermandad de los Dolores de Torreblanca cuyo altar se ubicó en la Plaza de San Francisco (Fundación Cajasol).
Por su parte, en el concurso de escaparates, el primer premio fue para  la Tienda Raquel Terán. en la calle Calle Francos, 6 y el Segundo Premio fue para La Colchona, en la calle Cuna, 37

Por último, en la categoría de balcones, el Primer premio lo obtuvo Casa Rodríguez, en la calle Francos, 35 y el Segundo premio para Pascual Blanco del Pozo. en la Calle Pajaritos, 2

En esta ocasión, el jurado del concurso ha estado conformado por: Juan Carlos Cabrera (presidente) , Enrique Fernández (secretario), Miguel Bazaga, Luis Duarte, José López Baena, Tomas González, Paco Vélez, Carlos López Bravo, Jesús Corral, David López y Francisco Carrera Iglesias (vocales). En la imagen, el jurado observando uno de los altares ubicados por las calles del centro de la ciudad.