Prioridad a la movilidad sostenible

 
 

Se acabó el dominio de los coches por las calles del Centro de Sevilla. 

El Ayuntamiento, en una apuesta valiente y decidida, ha roto definitivamente una lanza en favor de la movilidad peatonal y ciclista en las calles del Centro Histórico de la ciudad a través de una serie de medidas que rescatan a peatones y ciclistas y corta las alas a todos aquellos que abusan del coche para circular por las calles más concurridas de Sevilla.

No se trata de impedir que la gente se mueva en coche, pero es cierto que Sevilla es una ciudad para andarla y disfrutarla, para pedalearla. Es más, por su propio diseño, en el propio centro hay calles y lugares por los que a veces parece un milagro que puedan pasar los coches. Ese milagro ocurre a diario, no sólo con el tránsito excesivo de coches si no también, con la velocidad con la que muchos de ellos  circulan por las estrechas calles de la Ronda hacia adentro.

Ser peatón o moverse en bici por Sevilla, será por tanto más fácil a partir de ahora. El Ayuntamiento ha comenzado a instalar una nueva señalización de tráfico en los accesos al Casco Antiguo para declararlo Zona 30, de acuerdo a lo establecido en el PGOU y en la Ordenanza de Circulación de la Ciudad, y dentro de las iniciativas anunciadas por el Consistorio en la reunión de la Mesa de la Movilidad del pasado mes de mayo. De esta forma, se trata de conferir prioridad a la bicicleta y al peatón reduciendo la velocidad de los vehículos a motor, propiciando, pues, una movilidad más sostenible con una reducción del impacto del tráfico en el medio ambiente y en la salud. 

Una vez instalada toda la señalización en los distintos accesos al Casco Antiguo, se llevará a cabo la declaración formal de Zona 30 de acuerdo con lo establecido por el artículo 6 de la Ordenanza de Circulación. En la práctica, supone limitar el tránsito a 30 kilómetros por hora, conformando un área de especial protección y calmado de tráfico y de coexistencia entre los distintos modos de transporte, especialmente de la bicicleta, dentro de la estrategia de sostenibilidad y de la apuesta por la bici que se está desarrollando por parte de Movilidad. 

Además de la nueva señalización vertical, se implantarán nuevas marcas viales en el pavimento recordando a los conductores la obligación, en todas aquellas calles con una limitación de 30 Km/h o inferior, de adaptar su velocidad a la de las bicicletas que circulen por las mismas conforme al artículo 46 de la Ordenanza de Circulación, y otorgan a la bicicleta un papel central en aquellos viarios declarados como Zona 30. 

La instalación de esta señalización de Zona 30 se acometerá de manera gradual en todos los accesos al Centro. En paralelo, los técnicos del Área de Movilidad emprenderán el estudio para delimitar en una segunda fase una zona interior que, por sus características, reúna todos los requisitos del artículo 35 de la Ordenanza de Circulación sobre Zona 20. Es decir, la segunda zona aún más restringida dentro del Casco Antiguo se declarará una vez llevados a cabo los estudios oportunos. La Zona 20 otorga una especial protección a peatones por las condiciones de la vía, su ubicación o su interés turístico o monumental. Como mínimo, todas aquellas calles de plataforma única del Casco Antiguo quedarán incluidas en esa Zona 20. La prioridad absoluta aquí es para los peatones. Los conductores deberán conceder prioridad a los peatones y a ciclistas, mientras que los ciclistas, a su vez, deberán conceder preferencia al peatón. Son las normas y hay que ir asimilándolas de una vez por todas.


 

Opina capturando el cuadro con la App gansaby y tu opinión será publicada automáticamente.

¿Qué opinas sobre nuestra Editorial de este mes?