Lipasam afronta la normativa europea con el Programa de Prevención y Gestión de Residuos 2018-2023

          Entre los principales objetivos del Programa de Prevención y Gestión de residuos de Sevilla 2018-2023 presentado por Lipsam,  están, entre otros, los de reducir la generación de residuos municipales; potenciar la recogida selectiva ( en particular la de bioresiduos) y reducir la cantidad que se recogen mezclados; optimizar los sistemas de rcogida municipales; el aprovechamiento de los recursos contenidos en los residuos, de acuerdo con la jerarquía de gestión de la UE; reducir los residuos que se destinan a eliminación; sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia de la adecuada separación de los distintos residuos; complementar las infraestructuras de recogida, incluyendo la red de puntos limpios; mejorar en los instrumentos de transparencia en materia de residuos; y apostar por la innovación y la colaboración público-privada.

          Con estas líneas, se pretende alcanzar unos objetivos ambiciosos para los próximos 6 años como son implantar completamente en la ciudad la recogida selectiva de biiorresiduos antes del 31 de diciembre de 2023; la preparación para la reutilización y el reciclado de como mínimo el 55 %  de los residuos municipales; ( en estos momentos está en más del 20%) antes de 2025; el reciclado de, como mínimo, el 65%  de  los residuos de envases antes de 2025; y por último, el depósito de un máximo del 10% de residuos municipales en vertedero antes de 2035.

La bici estación de San Bernardo tendrá 250 plazas y casi 200 metros cuadrados



El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Oficina de la Bicicleta dependiente de la Gerencia de Urbanismo, ha aprobado la licitación del primer proyecto de bici segura en la ciudad de Sevilla que se ubicará en la zona de San Bernardo y que contará con un total de 250 de plazas. Esta iniciativa, innovadora y que se enmarca dentro de las estrategias del plan de la bici 2020, cuenta con un presupuesto de 179.000 euros y el objetivo es que los trabajos se puedan iniciar antes de que finalice el presente ejercicio.

“Estamos siguiendo la hoja de ruta que nos marcó un plan director ambicioso y realista para seguir impulsando las políticas de la bicicleta. El objetivo a corto plazo debía ser aumentar el número de aparcamientos y lo estamos haciendo a través de un nuevo programa para ampliar las unidades existentes en la vía pública y de la primera convocatoria para instalarlos en comunidades de propietarios o centros de trabajo. Ahora llega este gran proyecto que supone un nuevo avance que trae a Sevilla el modelo ya implantado en capitales nórdicas con enorme tradición ciclista”, explicó el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, Antonio Muñoz.

El proyecto de bici estación segura está planteado como un módulo con una estructura diáfana en su interior que con su diseño genera un espacio de interés y exterior. Cuenta con una zona en el interior para el aparcamiento y espacio para que se pueda transitar cómodamente para dejar y recoger las bicis. En el exterior se ha dispuesto una envolvente ajardinada con un sistema de riego por goteo generando un conjunto ambientalmente sostenible.

En total, se trata de una superficie de 198 metros cuadrados ubicada en San Bernardo, un espacio elegido debido a su carácter intermodal y la coincidencia en esta misma área de Metrocentro, Cercanías, Metro y las distintas líneas de Tussam. Dada la zona, el proyecto ha pasado previamente por la Comisión Local de Patrimonio antes de su licitación.

Tal y como recoge el plan director de la bicicleta y la propia memoria del proyecto, se trata de una iniciativa pionera que se evaluará posteriormente para su implantación en otras zonas de la ciudad con gran afluencia de ciclistas y que sean centros de intermodalidad.



Una nueva campaña de plantación de árboles para paliar el apeo de ejemplares que estaban irrecuperables

  La Delegación de Parques y Jardines del ayuntamiento de Sevilla ha justificado el apeo y la poda de numerosos árboles. “La seguridad debe estar por encima de los intereses de algunos grupos políticos de sacar un rédito político. Este gobierno anunció hace tres años que de los 200.000 árboles había un mínimo porcentaje, en torno a un 1%, que se encontraba en riesgo y en una situación irrecuperable. Nuestra responsabilidad es apearlos –en estos momentos estamos apeando 500 de esa cifra de 200.000-, especialmente ahora ante un verano en el que se multiplican las caídas de ramas en la ciudad, y en reponer los alcorques en cuanto se inicie la siguiente campaña de plantación”.

  Para paliar esta situación, el delegado de Parques y Jardines, David Guevara, ha presidido una primera reunión de trabajo para planificar y diseñar la campaña de plantación de árboles para el año 2018 diseñada con el objetivo de alcanzar los 5.000 árboles que se sumarán a los más de 2.500 que se han plantado hasta el momento. Para llevar a cabo esta amplia actuación se cuenta por primera vez con todos los servicios municipales implicados así como con las principales empresas de suministro como Telefónica, Gas Natural, Endesa o Emasesa para evitar problemas con las redes subterráneas así como las empresas adjudicatarias de los contratos. Esta campaña es posible, además, por el incremento en los recursos y en las cuadrillas disponibles con la entrada en vigor del nuevo modelo para la conservación y mantenimiento del arbolado.

  “Estamos trabajando ya en seleccionar todos los puntos y en planificar la campaña que empezará de forma inmediata con especies que se pueden plantar en esta época del año como son las palmeras y que tendrá su mayor incidencia a partir del otoño”, explicó el delegado de Parques y Jardines, David Guevara, quien subrayó que las zonas más afectadas por los apeos por motivos de seguridad que se han tenido que realizar serán prioritarias en esta nueva campaña de plantación. En muchas de ellas se empezará a trabajar a corto plazo para preparar el terreno y los tocones y dejarlo todo listo para las plantaciones.

  La campaña se está planificando en todos los distritos y tratará de cumplir con los objetivos establecidos en esta previsión. Se ha realizado además una selección de las especies con el objetivo de no incurrir en los problemas surgidos en otras etapas en la ciudad y con un programa de mantenimiento que garantice una adecuada conservación del árbol desde su plantación. Además, las especies que se van a plantar respetarán el paisajismo de cada zona. 


El Ayuntamiento licita el alumbrado público con el requisito de que sea energía 100% verde

  El Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado la licitación pública, por primera vez, del suministro eléctrico para el alumbrado público, las fuentes ornamentales y los edificios municipales que incorpora como requisito que la empresa adjudicataria sólo pueda suministra energía 100% verde y, por tanto, procedentes de fuentes renovables no fósiles. La medida se enmarca dentro de un contrato de 17,7 millones de euros para los próximos dos años con el que se prevé una reducción de las emisiones de CO2 en torno a 20.000 toneladas al año.

  “Es una medida de enorme importancia que se enmarca dentro de los compromisos que suscribimos en el acuerdo de París y forma parte de la estrategia prevista en el Plan de Acción por el Clima y la Energía Sostenible de Sevilla (PACES). Es un paso fundamental con el que nos sumamos a las ciudades que con mayor o menos dificultad han conseguido dar este salto. Lanzamos, además, un mensaje muy importante a las empresas que hace la energía verde mucho más competitiva”, explicó el alcalde de Sevilla, Juan Espadas.

  El nuevo contrato fue aprobado en la última Junta de Gobierno Local y se prevé que pueda estar adjudicado en el último trimestre del año. En él, se sacan a licitación 1.736 cuadros de mando de alumbrado público y fuentes ornamentales con un consumo anual de 8,3 millones de euros; los edificios municipales con un consumo de 203.897 euros; y las instalaciones temporales como las que se utilizan en las ‘velás’ o en el alumbrado de Navidad, con un consumo de 37.490 euros. En total, 17,8 millones de euros en dos años que hasta ahora se contrataban de forma directa, sin una licitación pública y libre concurrencia y sin requisitos en cuanto a sostenibilidad. A partir de ahora, las empresas podrán ofertar —por lo que se prevé que pueda haber ahorros— y se exigirá que todo el suministro sea de energía renovable, una cuestión garantizada por los informes de la Comisión Nacional del Mercado y de la Competencia.

  En total, este contrato abarca un consumo anual que realiza el Ayuntamiento, que se sitúa en 54.962,515 MWh anuales, por lo que la transformación que permite este contrato posibilitará una reducción de las emisiones a la atmósfera de 19.786 toneladas de CO2, lo que la convierte en una de las medidas de mayor relevancia para el cumplimiento de los objetivos marcados en el PACES. Así, para alcanzar en 2030 el objetivo mínimo de reducción de un 30% de las emisiones respecto a 2005, se requiere de una reducción de las emisiones actuales en 55.213. Esta acción supone prácticamente el 35% de este objetivo.

  Asimismo, permite resolver un problema permanente del Ayuntamiento en relación con la contratación y los pagos de las facturas de suministros eléctricos.

  Esta acción, además, se enmarca dentro de una estrategia de eficiencia energética y reducción de las emisiones en la que están implicadas varias áreas del Ayuntamiento. De hecho, el gerente de Urbanismo junto al equipo al frente del alumbrado público, destacaron otras acciones que están en marcha para la reducción del consumo. Entre ellas, el desarrollo del sistema de telegestión que permite una adecuación del consumo y que se ha plantado ya en un 17,4% de los puntos de luz de la ciudad y que se está ampliando de forma progresiva. También se encuentran en marcha inversiones para la implantación de luces leds en el alumbrado público que ahora mismo sólo suponen el 5% del total, pero que se están incrementando mensualmente.

  En esta misma línea de reducción de las emisiones asociadas al consumo de energía eléctrica, se encuentran los 18,3 millones de euros en proyectos subvencionados por la Agencia Andaluza de la Energía para colegios, mercados o edificios municipales; la estrategia de implantación de leds en todos los semáforos o la auditoría energética que se encuentra ultimando el servicio de Economía sobre todos los edificios municipales.