Madrugá

 

Madrugada sin incidentes en la que sólo Los Gitanos no completaron su estación de penitencia

  El dispositivo puesto en marcha por el Ayuntamiento de Sevilla, la Junta de Andalucía y la Delegación del Gobierno para la Madrugada ha permitido que se cierre la noche con normalidad detectándose un importante descenso de consumo de alcohol en la vía pública y el cumplimiento de la normativa por parte de los establecimientos de hostelería y comercios.

  Entre las actuaciones destaca, en primer lugar, la identificación de una persona en el entorno de las Naves del Barranco sobre las dos y media de la madrugada que se encontraba profiriendo gritos amenazantes cerca de una cofradía. Fue identificado y trasladado a dependencias policiales aunque finalmente fue puesto en libertad al considerarse que no suponía riesgo alguno.

  Un segundo incidente se produjo a las 3.34 cuando se detecta a través de las cámaras y de los avisos al 112 y de la Policía una situación de tensión en Reyes Católicos que dura en torno a 15 segundos.En este caso, cabe destacar la colaboración ciudadana y el dispositivo policial presente como piezas claves para logran calmar los ánimos y que no se produjera una carrera. De hecho, la mayor parte de la población no corrió sino que se echó a un lado, no gritó y colaboró con Policía Nacional y Policía Local indicando quienes eran los supuestos alborotadores y fueron identificadas varias personas. De esta forma el ruido no se propagó y la situación se controló rápidamente.

  El dispositivo sanitario se activó inmediatamente al detectarse el incidente en San Pablo y atender in situ a las personas que presentaran cuadros de nerviosismo o que hubieran sufrido algún golpe.

  "La colaboración ciudadana y la presencia del dispositivo policial fue fundamental para lograr una noche tranquila y sin incidentes en la que se ha podido disfrutar de una gran madrugada y de todas las hermandades", explicó el delegado de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera.