2.330 viviendas en el Buen Aire y 2.000 en la Cruz del Campo para dar impulso económico y laboral

2.330 viviendas en el Buen Aire y 2.000 en la Cruz del Campo para dar impulso económico y laboral

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido en sesión ordinaria, ha aprobado hoy con carácter definitivo el Plan Parcial que supondrá el pronto desarrollo urbanístico de los suelos del Buen Aire, ubicados al Noreste de la ciudad y con una previsión de 2.330 viviendas (770 serán VPO), así como inyectar liquidez, como socio que es en la Junta de Compensación, para culminar la tramitación administrativa e iniciar las primeras licencias del nuevo barrio que, con 2.000 viviendas (800 VPO) y distintos equipamientos vecinales, se levantará sobre los antiguos terrenos de la Cruz del Campo.
El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, ha destacado la importancia de ambos acuerdos plenarios, puesto que llegan justo en un momento en el que son más necesarias que nunca las medidas de impulso a la economía y a la generación de empleo. “Son ejemplos de la iniciativa de este gobierno municipal para afrontar la crisis económica y laboral derivada a su vez de la crisis sanitaria por la pandemia de la COVID-19”, ha dicho.
Antonio Muñoz ha argumentado ante el Pleno la complejidad administrativa que ha rodeado toda la tramitación urbanística de las parcelas del Buen Aire. “Después de 12 años de bloqueo, el desarrollo de esos suelos, estratégicos para la ciudad, tiene vía libre”, ha comentado. Dicho sector, localizado en la zona Noreste de la ciudad, se dispone sobre uno de los ejes de acceso más significativos de la aglomeración urbana, que relaciona el aeropuerto con la estación de Santa Justa, situado entre las grandes infraestructuras que constituyen la Carretera Nacional IV, la Ronda Supernorte y la SE-30, así como otras igualmente importantes que lo atraviesan, como la vía del AVE y el arco del ferrocarril del Cercanías.
Se trata de una estratégica bolsa de suelos, calificados como urbanizables por el PGOU, cuyo desarrollo urbanístico ha estado bloqueado desde hace más de 12 de años tras no haber avanzado en este tiempo la tramitación administrativa del Plan Parcial con la ordenación pormenorizada de estos terrenos.
El documento fue aprobado inicialmente el 21 de noviembre de 2014 y entonces se planteó una serie de exigencias por parte de la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento que los propios propietarios de estos suelos y promotores de su desarrollo han ido resolviendo aportando la documentación requerida. Las reticencias del Ministerio estaban vinculadas principalmente a la carretera SE-20, al considerar que el desarrollo de los terrenos de este sector, tal y como estaba planteado, podía afectar a ésta y a la carretera estatal A4. Finalmente, tras haberse remitido nueva documentación complementaria con estudio de tráfico y definición de un único enlace con la SE-20, además de un estudio acústico, ese departamento emitió informe favorable en junio de 2019. La obtención de este dictamen positivo despejó el camino para avanzar hacia las aprobaciones provisional y definitiva del Plan Parcial de este estratégico sector.
Estas correcciones y los informes sectoriales emitidos por otros organismos de obligada consulta (Dirección General de Aviación Civil, Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio y Endesa) fueron incorporadas al nuevo texto de Plan Parcial presentado por los promotores ante la Gerencia de Urbanismo, y aprobado provisionalmente el 13 de septiembre de 2019. A partir de ahí, el documento fue sometido nuevamente a informes sectoriales, el último de los cuales ha sido recibido el pasado día 30 de marzo desde la Dirección General de Aviación Civil. Asimismo, este texto ha sido revisado por el Consejo Consultivo de Andalucía, con informe favorable el día 9 de marzo.
El Plan Parcial incrementa en 18.120,16 metros cuadrados la superficie del Sistema General de Espacios Libres y en 14.254,10 m2 las dotaciones locales. Asimismo, redistribuye la edificabilidad de los usos Servicios Terciarios e Industriales, fijando 251.436 m2 techo para Servicios Terciarios y 35.930 m2 techo para Industria y Almacenamiento. Con respecto a las viviendas, se ha incrementado la densidad de viviendas en el sector manteniendo el mismo nivel de intensidad. En total, el Plan Parcial establece 2.330 viviendas (250 más que las previstas en el PGOU de 2016), de las cuales 1.560 son libres y otras 770, de protección oficial.
En cuanto a los suelos de la Cruz del Campo, el Pleno ha dado un nuevo paso para el desarrollo de esta zona ubicada entre los barrios de Nervión y San Pablo, y donde están previstas 2.000 viviendas –de ellas, más de 800 VPO, incluidas promociones por parte de la empresa municipal de la vivienda, Emvisesa–, un parque verde de 7 hectáreas, una parcela educativa, equipamientos, viales y una comisaría de Policía Nacional. En concreto, ha aprobado que el Ayuntamiento de Sevilla, como parte de la Junta de Compensación de estos terrenos, abone 163.300 euros para inyectar la liquidez necesaria al conjunto de las partes responsables del desarrollo de los terrenos para que se pueda iniciar el proyecto de urbanización.
Tal aportación es fundamental puesto que supone transferir recursos para culminar la tramitación administrativa, abonar todas las tasas en Gerencia y que se puedan conceder licencias de obras para la urbanización de los suelos, según ha explicado Antonio Muñoz, con aval suficiente para las operaciones de compraventa y para las inversiones efectivas.
Se trata de otro de los principales proyectos de desarrollo urbanístico de la ciudad y que estuvo bloqueado durante varios años, hasta que se logró reactivar en 2016. Durante este tiempo ha superado distintos trámites administrativos y se encuentra ya en disposición de las primeras licencias de obras en 2020.

Deja una respuesta