Concluyen las obras de asfaltado de las calles Playa de Conil, María Laffite, Cueva de la Mora y Gota del Rocío en Macarena

Concluyen las obras de asfaltado de las calles Playa de Conil, María Laffite, Cueva de la Mora y Gota del Rocío en Macarena

Estas actuaciones han supuesto una inversión de 58.442 euros por parte del Distrito Macarena y han incorporado nuevas mejoras en accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Distrito Macarena, ha concluido las obras de reasfaltado de las calles Playa de Conil, María Laffite, Cueva de la Mora y Gota del Rocío de las barriadas de El Cerezo, Bécquer, Divina Pastora y Los Príncipes por un presupuesto de 58.442 euros. Se trata de una nueva inversión en la mejora de viales del distrito que ha incorporado además nuevas mejoras en materia de accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas.

«Estas actuaciones responden a una demanda vecinal y se encuadran dentro del programa de mejora de los barrios que estamos llevando a cabo desde el gobierno municipal y que además está contribuyendo a la reactivación económica. Esta inversión ofrece soluciones a mejoras que nos plantean los residentes como la disminución del ruido provocado por el tráfico o la accesibilidad de personas mayores o con diversidad funcional”, según ha destacado la delegada del Distrito Macarena, Clara Macías.

Estas vías necesitaban la sustitución del aglomerado asfáltico ya que el anterior presentaba un pavimento flexible con fisuras y deformaciones por el uso y el paso del tiempo que, con las condiciones climáticas, había provocado baches, zonas sin finos superficiales y calicatas en mal estado. La actuación ha comenzado por el fresado de toda la superficie a través de la excavación de la calzada con una profundidad media de 5 centímetros.

Posteriormente se ha procedido al extendido de una capa de pavimento asfáltico de similar espesor con la correspondiente terminación que presenta mejores condiciones que la anterior relacionadas con el ruido que provoca y la resistencia al paso del tiempo. Se ha contemplado la adaptación de las tapas de los registros e imbornales existentes a las nuevas cotas de acabado También se ha procedido a la señalización de marcas viales que incluyen la definición de espacios seguros para el peatón en las proximidades de los pasos de cebra.

Como parte de esta actuación, se han mejorado también algunos itinerarios peatonales a través de la adaptación de determinados acerados a la normativa actual de accesibilidad favoreciendo el tránsito de personas con diversidad funcional de acuerdo a la normativa vigente. Para ello se han realizado los correspondientes rebajes en las conexiones de estas vías y la introducción de superficies podotáctiles para alertar de su proximidad continuando el plan de mejora que se viene desarrollando en los últimos años.

Deja una respuesta