Culmina el asfaltado y ordenación de calles del Distrito Macarena

Culmina el asfaltado y ordenación de calles del Distrito Macarena

La Gerencia de Urbanismo, en coordinación con el Distrito Macarena, concreta la ejecución de este proyecto que conecta las barriadas de Villegas y Parque Miraflores y que continúa las actuaciones realizadas en la zona en fases anteriores

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo y en coordinación con el Distrito Macarena, ha concluido las obras de asfaltado y ordenación viaria que se ha desarrollado en las calles Comunidad Extremeña,  Asturiana y Murciana. A través de esta iniciativa se pretende optimizar la conexión entre la Barriada de Villegas y la Barriada Parque Miraflores, mejorando el tránsito de vehículos y reordenando las plazas de aparcamiento que hasta la fecha no estaban señalizadas a la vez que se mejora la movilidad y la accesibilidad universal de los peatones en una nueva fase del plan de mejoras que se viene desarrollando en la zona en los últimos años.

En este sentido, el proyecto concretaba la eliminación de la anterior capa de rodadura que presentaba numerosas deformaciones y baches a través del fresado de la superficie. Posteriormente, se ha procedido al extendido de la nueva capa con nuevas mezclas más resistentes al paso del tiempo que provocan una disminución del ruido del tráfico.

Esta operación se ha coordinado con fases anteriores del plan de mejoras de la zona que se había centrado en la accesibilidad universal y que había ejecutado orejetas y rebajes de protección en los acerados para los peatones. En este sentido, la nueva capa de asfaltado se ha nivelado con los rebajes, eliminando barreras arquitectónicas y facilitando el tránsito de personas que quieran cruzar la vía. También se han instalado zonas de visibilidad en cruces determinados para aumentar la seguridad. El diseño se ajusta a la Ordenanza Universal de Accesibilidad del Ayuntamiento de Sevilla que ya había utilizado en los acerados nuevos materiales y superficies podotáctiles que facilitan su identificación y uso a personas con diversidad funcional.

Además de la renovación de la señalética vertical, la nueva actuación ha conllevado la ordenación del tráfico y de las plazas de aparcamiento, que hasta el momento no se encontraban detallados. A través de la definición de zonas de estacionamiento en cordón o batería, se ha reservado un número de plazas para coche privado similar a las que se venía utilizado hasta el momento de forma indiscriminada, asegurando además el paso de los vehículos de servicios y emergencias de grandes dimensiones, como es el caso de Lipasam. Se han añadido aparcamientos específicos para motocicletas así como elementos que recalcan e impiden el paso de coches a zonas peatonales como bolardos. Por último, se han renovado imbornales que se encontraban en un estado mejorable por el paso del tiempo y el servicio prolongado

Esta nueva fase de actuaciones en la zona supone una inversión de 52.265 euros que se unen a los 80.000 euros del plan de accesibilidad del distrito empleados recientemente en el entorno y a otras operaciones de reasfaltado recientemente, como es el caso de la calle Cazalla de la Sierra-María Laffite, que contó con otro presupuesto de 58.442 euros.

Para la delegada Clara Macías, “las nuevas conexiones y actuaciones que venimos desarrollando en este entorno suponen un antes y un después en el distrito Macarena. Trabajamos para mejorar nuestras calles y para que los residentes, sobre todo las personas mayores y aquellas con diversidad funcional, puedan pasear con seguridad.  Estas actuaciones se encuadran además en el plan de reactivación económica que no sólo permite mejorar espacios a través de la obra pública sino que además generan empleo y actividad”.