El Mercadillo del Jueves vuelve a medio gas en la nueva normalidad

El Mercadillo del Jueves vuelve a medio gas en la nueva normalidad

Hoy se ha reanudado la actividad del tradicional Mercadillo del Jueves, instalado en la calle Feria, tras el paréntesis por el estado de alarma decretado contra el avance de la pandemia de la COVID-19 y con la mitad de los puestos, así como una batería de medidas de seguridad para evitar las aglomeraciones o situaciones que puedan suponer riesgo de contagio.

El delegado del Gobernación y Fiestas Mayores y del Distrito Casco Antiguo, Juan Carlos Cabrera, ha supervisado esa primera jornada de recuperación del mercadillo y ha agradecido la colaboración de los comerciantes y de los propios ciudadanos al respetar el distanciamiento entre puestos y el resto de medidas higiénico-sanitarias de prevención frente al coronavirus. “Entre todos hemos conseguido reanudar algo tan vivo de la cultura y la identidad de nuestra ciudad, y especialmente del Centro, como es el Mercadillo del Jueves, propiciando que los vendedores vuelvan a contar con ingresos”, ha dicho.

En concreto, se puede instalar la mitad de los puestos, un total de 68 cada semana, y, para ello, la propia asociación ha dividido en dos bloques a los comerciantes de forma que a cada uno le corresponda una semana. Junto con el equipo del Distrito Casco Antiguo, se ha señalizado la ubicación de cada uno de esos puestos, y se han fijado dos pasillos peatonales, uno para la entrada y otro de salida del mercadillo, así como intersecciones para facilitar el tránsito tanto de clientes como del resto de los viandantes.

En su regreso, el Mercadillo del Jueves sólo puede tener productos en las mesas y no se podrán instalar sobre el suelo. Está prohibido mostrar artículos de prueba y es obligatorio el uso de mascarilla para transitar por él, a la vez que se debe mantener una distancia de seguridad entre clientes de 2 metros y con los vendedores de 1,5 metros y todos los puestos disponen de cartelería indicando las recomendaciones sanitarias.

Vallas y cintas marcan el sentido de la senda peatonal y hay gel hidroalcohólico en la entrada y en muchos de los puestos. Policía Local y Protección Civil han montado un dispositivo para garantizar el cumplimiento de estas medidas, mientras que la empresa municipal Lipasam se encargará de la limpieza final del espacio de la calle Feria ocupado por los puestos.

Deja una respuesta