El Pleno aprueba impulsar el IV centenario del nombramiento de Velázquez como pintor del Rey Felipe IV

En este momento estás viendo El Pleno aprueba impulsar el IV centenario del nombramiento de Velázquez como pintor del Rey Felipe IV

La llegada del artista a la corte es un hecho trascendental que impulsa Fundación Casa Natal de Velázquez junto a otras entidades y que el Consistorio quiere potenciar, a través de la moción del PSOE, en la línea de las conmemoraciones del Año Murillo o de Alfonso X

El Pleno Municipal ha aprobado por unanimidad la moción del Grupo Municipal Socialista para que el Ayuntamiento impulse la conmemoración del IV centenario del nombramiento de Diego Velázquez como pintor del Rey Felipe IV. Se trata de una iniciativa que auspicia la Fundación Casa Natal Velázquez en colaboración con otras entidades ciudadanas y que el PSOE apoya con el objetivo de que se cree un calendario de actividades y programas desde el ámbito municipal y en el que se insta a la Junta de Andalucía y al Gobierno de España a colaborar en el mismo dentro de sus competencias.

La concejal socialista Sonia Gaya ha destacado el éxito que como ciudad han tenido las conmemoraciones del Año Murillo o del Centenario de Alfonso X, desde las programaciones escolares hasta las más adultas, “que han significado la proyección de la marca Sevilla en todo el mundo”. “Diego Rodríguez de Silva y Velázquez es sin duda un genio de la pintura universal y un referente indudable del legado cultural de nuestra ciudad. Su salida a la corte implica el enriquecimiento de su trayectoria gracias al conocimiento y acercamiento personal a grandes autores de la época en toda Europa. Si para nosotros es trascendental Velázquez, también lo resultan sus proyecciones profesionales. En Sevilla concibió las que se convirtieron en sus primeras obras maestras. Sin Sevilla no es posible entender su figura”.

El IV Centenario del nombramiento como pintor del rey Felipe IV y su marcha a Madrid suponen una gran oportunidad para reivindicar la figura del artista y su vinculación con la ciudad de Sevilla. Este nombramiento, que además de reconocimiento profesional implica grandes posibilidades de ascenso social y económico, obliga a Velázquez a dejar Sevilla, la ciudad donde había nacido en 1599, donde se había formado como pintor en el taller de Francisco Pacheco, comenzado su carrera profesional y pintado sus primeras obras maestras y trasladarse a Madrid con su joven esposa, Juana Pacheco, hija de su maestro, y sus dos hijas, Francisca e Ignacia. Vieja Friendo Huevos, El Almuerzo, El Aguador, Cristo en Casa de Marta Y María, San Juan en Patmos, Santo Tomás, Adoración de Los Reyes Magos, Dos chicos sentados a la mesa, Retrato de Jerónima De La Fuente, Inmaculada Concepción… son algunos de las grandes obras que Diego Velázquez pintó en Sevilla, su ciudad natal. Obras de arte sevillanas que hoy pueden admirarse en las importantes pinacotecas del mundo como pueden ser la National Gallery de Londres, Hermitage de San Petersburgo, el Museo de Bellas Artes de Orleans o la National Gallery de Escocia en Edimburgo.

La llegada de Diego Velázquez a la corte supone un cambio radical en la vida del joven artista sevillano. Dejó el ambiente popular de su Sevilla natal por el de la corte del rey en Madrid, mantuvo contacto en las colecciones reales con la obra de grandes artistas, ya desaparecidos, como Tiziano, El Bosco o El Greco; y estableció una relación personal con grandes pintores de su época como Rubens o como su gran cliente y protector el Rey Felipe IV, el hombre más poderoso de su tiempo. Asimismo, por necesidades de la corte hizo dos largos viajes a Italia (1629-1631 y 1649-1651) que tendrán un gran impacto en su obra y que aumentarán su fama fuera de las fronteras de España.

Según recoge el texto de la moción, el constante reconocimiento a la figura del pintor universal tiene como mayor exponente la iniciativa para la puesta en funcionamiento de la Casa Velázquez. Se trata de un proyecto estratégico para la ciudad que supone una apuesta privada por la recuperación de un bien patrimonial de Sevilla y que reforzará la oferta cultural.