El Señor de la Salud de los Gitanos preside el Vía Crucis del Consejo

El Señor de la Salud de los Gitanos preside el Vía Crucis del Consejo

Como cada año, el primer lunes de Cuaresma, las Hermandades de Sevilla inician este tiempo penitencial con el rezo del Vía Crucis. Así, este próximo 2 de marzo, todos los cofrades de Sevilla están llamados a este piadoso ejercicio que se celebrará a partir de las 20.00 horas en la Santa Iglesia Catedral de Sevilla.

Para esta ocasión, la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Salud de la Hermandad de Los Gitanos será quien presida el rezo del Vía Crucis por el interior de las naves catedralicias.

TRASLADOS DE IDA Y VUELTA DE LOS GITANOS

El cortejo, que estará formado por unos 500 hermanos con cirio, pondrá su cruz de guía en la calle a las 16.30 horas, realizando el siguiente recorrido: Verónica, Butrón, Gallos, Puerta Osario, Escuelas Pías, Santa Catalina, Gerona, Santa Ángela de la Cruz, Alcázares, Plaza de la Encarnación, Imagen, Laraña, Cuna, Plaza del Salvador, Álvarez Quintero, Entrecárceles, Francisco Bruna, Plaza de San Francisco, Hernando Colón, Alemanes, Cardenal Amigo Vallejo, y entrada en Catedral entorno a las 19.45 horas.

Al finalizar el Vía Crucis, el recorrido de vuelta al Santuario será el siguiente: Plaza Virgen de los Reyes, Mateos Gago, Fabiola, Madre de Dios, San José, Muñoz y Pabón, Cabeza Rey Don Pedro, Boteros, Plaza San Idelfonso, Zamudio, Francisco Carrión Mejías, Santa Catalina, Plaza de los Terceros, Sol, San Román, Matahacas, Pinto, Artemisa, Valle y Santuario. La entrada está prevista alrededor de las 00.15 horas.

En cuanto al acompañamiento musical, tal y como se informó en su día, correrá a cargo de la Escolanía Salesiana María Auxiliadora junto a la Capilla Musical María Auxiliadora compuesta por un cuarteto de viento: fago, oboe, clarinete y flauta travesara.

En caso de que la lluvia impida el traslado a la S. I. Catedral de la imagen que preside el Vía Crucis y dado que el piadoso acto se celebrará de todos modos, las lecturas serán igualmente leídas por los representantes de las hermandades designadas previamente para dicho efecto.

Deja una respuesta