Fracaso deportivo

Fracaso deportivo

Por Ignacio Ayuso.

Ya lo dijo el presidente en su comparecencia reciente a la pregunta de cómo calificaría la temporada del equipo: “Fracaso deportivo”

Y así ha sido. Todo proveniente de los egos de D. Lorenzo Serra, el empecinamiento o cabezonería del entrenador y, no menos importante, no saber gestionar ambas personalidades. Hubiera sido un bonito proyecto que se fue al traste y que desembocó en esta terrible temporada con una plantilla que parecía ilusionante pero en la que había más nombres que hombres y en la que faltó actitud, compromiso y sobre todo dirección: el entrenador, ayudantes, preparadores y dirección técnica deportiva no han estado a la altura requerida.

Si de fracaso ha sido la temporada en general, lo de la reanudación de la liga es de traca; qué poca ambición, qué falta de ganas, que forma de bajar los brazos… Cambio de entrenador, vacío en la dirección deportiva y nula aportación de las rotaciones (Barragán, Tello, Lainez…), donde solo destacó Guido, un jugador que creo puede ser ese hombre de cierre que tanto anhelábamos.

En fin, toca pasar página y centrarnos ya en la también, y mas que segura, atípica temporada que nos espera, empezando por la inacabada liga de segunda división con los “play off” de ascenso con un positivo en COVID-19 de un jugador del Almería, con un calendario que será infernal toda vez que no se sabe el inicio de la liga para los equipos que lleguen al tramo final de competiciones europeas sin tiempo para descansar ni para hacer una pretemporada normal, sin saber si vamos a tener partidos con o sin público y en el primero de los casos con cuanto aforo, sin todavía tener en ningún equipo la campaña de abonos. Un verdadero embrollo.

Nosotros de momento hemos empezado a preparar la próxima temporada por fin por los cimientos. Un Director General Deportivo, un entrenador del gusto del primero (no tienen que coincidir el orden de la firma de sus contratos), una remodelación de la secretaría técnica y una premisa fundamental: la cantera. Desde aquí mi enhorabuena a los chavales del Betis Deportivo por un ascenso que debió dilucidarse por la vía rápida al ser los campeones de grupo y no por esa especie de play-off a que nos vimos sometidos. Decía la cantera; vienen tiempos en los debería cobrar mucha importancia, dada la merma de transacciones que debe haber por la escasez de ingresos que para muchos clubes con gran cantidad de abonados, supone un porcentaje apreciable del presupuesto. Por tanto habrá que tirar de aquella. La incorporación definitiva de Edgard y el ascenso al mismo de varios jugadores que tan extraordinario papel hicieron este año debe servir como base de lo que en un futuro será un Real Betis Balompié sin merma en sus aspiraciones y objetivos.

A todo esto sería bueno que desde donde corresponda, Consejo o Dirección Deportiva, se inculque a sangre y fuego desde lo más alto hasta el último empleado la famosa frase del Sabio de Hortaleza: GANAR, GANAR Y GANAR

Deja una respuesta