Gracias, Guardián de Nervión

En este momento estás viendo Gracias, Guardián de Nervión

Por Diego Jiménez.

Adiós a una Leyenda del Sevilla FC, D. Jesús Navas.


El Duende de Los Palacios se va. Su marcha parece propia de una película de terror con guión de un director de cine que interpreta el papel del protagonista como le da la gana y que, en el último momento, le otorga a Navas la despedida que se merece. Sin embargo,  ese cambio de papel a un futbolista con un palmarés descomunal, llega tarde, a toda prisa y mal.
Las lágrimas de Jesús en su partido ante el Cádiz CF no eran de emoción por haber cumplido la friolera de 500 partidos en liga con la camiseta del Club de sus amores; eran de rabia e impotencia por la nefasta gestión de unos dirigentes que fueron incapaces de sentarse con la Leyenda  mirarle a la cara y firmarle un cheque en blanco (después se ha convertido en contrato vitalicio) para cerrar su presente y futuro en el Sevilla FC.


Jesús Navas esperaba un encuentro personal con el presidente que jamás se produjo, un acercamiento que según Del Nido Carrasco aconteció en formato coral con todos los capitanes.


Y Jesús, que nunca ha levantado la voz ni en público ni en las redes, por más injusticias y sufrimientos que haya vivido en el Club de sus amores, explotó en la madrugada de un sábado 18 de mayo, para provocar un tsunami en la estructura del Sánchez Pizjuán y poner en alerta al sevillismo.


Una carta, la carta, demoledora y cargada de sentimiento y de mensajes para quienes lo quieran entender, que provocó tremendos sonrojos, con frases lapidarias como “ni yo mismo me lo creo”; “Un fútbol sin mi Sevilla no es una decisión que se puede tomar hace cuatro meses”; “Porque es mi Sevilla y porque no ha habido ninguna llamada,  ninguna, de quienes debían proponer mi continuidad. Pero todavía es más dolorido afrontan que después de comunicarlo no hubo un espera vamos a ver”…

Una carta que hizo reaccionar al Presidente y ofrecerle el contrato vitalicio que La Leyenda merecía para despedirse como futbolista a finales de 2024 y seguir vinculado, después, en el cargo que desee, en la Entidad de Nervión.


688 partidos con la camiseta blanca,  una muestra de su amor por el Sevilla FC. En competiciones, a sus 500 partidos en LaLiga, hay que sumar 47 en la Champions League, 65 en UEFA Europa League, 67 en Copa del Rey, 5 en Supercopa de España y 4 en Supercopa de Europa, con 39 goles y 119 asistencias. ¿Es o no Leyenda y Guardián de Nervión?
La carta demoledora de uno de los mayores Guardianes de Nervión pegó de lleno en la línea de flotación de una forma de dirigir al Club a la deriva, que cuida de manera extraña sus símbolos más sagrados: escudo, bandera y afición.


¿Qué están haciendo contigo Sevilla, que te desangras?


El Sevillismo despide una temporada tormentosa, convulsa, una de las más nefastas a nivel deportivo e institucional que se recuerdan; el de las despedidas de Quique Sánchez Flores (gracias míster por tu trabajo y profesionalidad) y Sergio Ramos.


«Tu trabajo más importante está siempre por delante de ti, nunca detrás de ti», asegura el escritor estadounidense Stephen Covey. Ya veremos si los actuales rectores del Sevilla FC son capaces de ir por delante de los acontecimientos o a remolque.

Tiempo al tiempo.