La Gavidia se venderá por 8,5 millones

La Gavidia se venderá por 8,5 millones

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Delegación de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, ha elevado al Consejo de la Gerencia que se celebra el próximo miércoles las bases de la licitación para la enajenación del edificio de la antigua Comisaría de la Gavidia. En las bases de esta convocatoria se valorarán especialmente aquellos proyectos que den al edificio un uso como equipamiento privado o, en el caso de que el promotor sea hotelero, quienes reserven un espacio para coworking. Asimismo, se evaluarán como criterios de adjudicación los proyectos que reurbanicen el entorno, que tengan un mejor diseño o que incorporen más criterios de sostenibilidad en la construcción. El importe de la licitación será de 8,5 millones de euros más IVA.

“Son los pliegos más ambiciosos e innovadores que se han aprobado en un proceso de enajenación de un suelo municipal. Con estos pliegos queremos promover un proyecto viable económicamente y que responda al interés general; que genere actividad económica y que al mismo tiempo permita unos ingresos suficientes al Ayuntamiento para afrontar el listado de proyectos incorporados al plan extraordinario de inversiones. Por eso, se valoran los usos como equipamiento privado o aquellos usos mixtos que compatibilicen un hotel de categoría con un espacio para el emprendimiento. Todo esto abogando además por un diseño de primer nivel y sostenible”, explicó el delegado de Hábitat Urbano, Turismo y Cultura, quien destacó que se ha realizado un enorme esfuerzo técnico para que esta operación sea una oportunidad para la ciudad.

El edificio de la Gavidia saldrá a la venta por un precio mínimo  de 8.565.270 euros más IVA. Este es el resultado de una valoración técnica incorporada en el pliego en la que se tienen en cuenta sus dimensiones, los aprovechamientos, el estado del edificio y su enorme potencial.  Sin embargo, queda fuera del proyecto privado que ponga en marcha el promotor que adquiera el inmueble la parte de los antiguos calabozos de 215 metros cuadrados que ha sido declarada lugar de la memoria histórica. Esta zona queda protegida y será de titularidad municipal para un uso público.

Los pliegos de condiciones  establecen una baremación sobre 205 puntos en la que se incluyen tal y como era el compromiso del gobierno de la ciudad una serie de elementos que responden al interés general. En

primer lugar, el precio no es el criterio de más relevancia puesto que no se trata de una subasta.  Cualquier licitador debe pagar como mínimo 8,5 millones de euros más el IVA por la adquisición del edificio. A partir de ahí subir de la cifra dará un máximo de 60 puntos sobre 205. Es decir, la mejora sobre el precio tipo no será el factor determinante para resultar adjudicatario de esta convocatoria.

En cuanto a los usos propuestos por los licitadores tendrá la máxima puntuación aquel proyecto que apueste por una inversión que desarrolle equipamientos privados. Es decir, obtendrán 60 puntos sobre 205 los proyectos que destinen la Gavidia para un equipamiento educativo, deportivo, de salud, de Bienestar Social, sociocultural, administrativo o de economía social. Es decir, puede haber un proyecto para una residencia de mayores, o un centro deportivo y obtendría en la categoría de usos la máxima puntuación. 

A partir de ahí, el pliego establece una serie de puntuaciones para el uso hotelero en función de la categoría del proyecto. Si se trata de un hotel de cinco estrellas obtendría 40 puntos; un hotel de 4 estrellas tendría 30 puntos; un conjunto de usos terciarios tendría 20 puntos y otros usos hoteleros tendrían 10 puntos.  Ahora bien, se valorará especialmente aquel proyecto hotelero que  reserve una parte del edificio para un proyecto de emprendimiento o un coworking. En ese caso podrá obtener una puntuación adicional en esta categoría de 20 puntos si son 500 metros cuadrados de coworking; 15 puntos si son de 200 a 500 y 10 puntos si son menos de 200 metros cuadrados.

En conclusión para que un hotel obtenga la máxima puntuación en esta convocatoria debe ser un hotel de cuatro o cinco estrellas e incorporar un espacio para coworking como nuevo equipamiento para el barrio.  Se fomenta así la diversificación de usos prorizando en la puntuación las propuestas que puedan generar un retorno para el barrio en primera instancia, y para la ciudad en general.

El pliego establece una puntuación específica para aquella propuesta que implique una reordenación del entorno urbano del edificio según los criterios que defina la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente.  Tal y como indica el IAPH en los instrumentos de protección del edificio es necesario “entenderlo de manera indisociable con el espacio público”. Por ello el pliego prima la reurbanización del entorno, cuya propuesta técnica de detalle deberá coordinarse con la Gerencia de Urbanismo y adaptarse en su definición a los criterios de progresiva peatonalización del eje Baños – Gavidia – Duque – Setas. Para ello, se dan dos opciones: obtendrán 10 puntos quien ofrezca la reurbanización del entorno más cercano y 30 puntos quien incorpore un plan de reurbanización y mejora de itinerarios peatonales en la Plaza de la Concordia y la calle de las Cortes.

La parte los calabozos del sótano y semisótano está protegida y reservada para un uso público como lugar de la memoria histórica. Además, podrá obtener más puntuación (10 más) aquel proyecto de inversión que incorpore un plan de musealización de este espacio de la memoria, que tendrá acceso y salida independiente. Este espacio será de titularidad municipal y podrá tener usos múltiples convirtiéndose así en

un equipamiento para el barrio si asi se considera en el futuro compatible con la declaración de lugar de memoria.

En cuanto a la calidad arquitectónica, el edificio de la Gavidia se encuentra protegido patrimonialmente. Por ello, se incorpora en los pliegos una valoración de 25 puntos a aquel diseño con una mayor calidad y que proponga una mejor adaptación al entorno patrimonial.  Del mismo modo, se valorarán la sostenibilidad y valores ambientales con una puntuación extra por cuestiones como el confort higrotérmico, la reducción de emisiones, el uso de materiales ecoeficientes o una aportación de un estudio de movilidad peatonal y en bici minimizando el acceso de vehículos.

Deja una respuesta