La Hacienda de Miraflores comienza su andadura como centro ambiental

La Hacienda de Miraflores comienza su andadura como centro ambiental

El alcalde, Juan Espadas, visita el nuevo equipamiento municipal puesto en funcionamiento tras una inversión de un millón de euros para recuperar este bien patrimonial y que nace con el objetivo de ir incorporando nuevos usos y funciones de forma progresiva

El cortijo de la Hacienda de Mirafores, restaurado en una primera fase este año tras una inversión de un millón de euros, ha iniciado ya su transformación en un gran centro ambiental ubicado en el distrito Norte, en uno de los grandes parques de la ciudad y junto a los mayores huertos urbanos. Así, la Empresa Metropolitana de Aguas, Emasesa, previo acuerdo con el Ayuntamiento de Sevilla ha trasladado ya a este nuevo equipamiento sus áreas de Medio Ambiente, Gestión ambiental y cambio climático, y eficiencia en la gestión de los recursos. Junto a estos servicios, se ha habilitado una zona para el traslado de la Agencia Local de la Energía y para que la asociación Miguel Delibes cuente con sede en Sevilla. De forma progresiva el objetivo es ir incorporando nuevos usos y actividades aprovechando los amplios espacios expositivos y salas de usos múltiples.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente, completó este año la rehabilitación de los espacios del señorío y del trujal tras una inversión de un millón de euros en este inmueble calificado como BIC desde 1996. Una vez ejecutado este proyecto de conservación y rehabilitación, el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, inició los trámites para su adecuación como equipamiento de referencia en el compromiso de Sevilla por la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático coordinado por Emasesa. Así, se han puesto en marcha ya diferentes usos que se irán ampliando de forma progresiva.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, junto al delegado de Transición Ecológica, David Guevara, el delegado de Norte, Juan Antonio Barrionuevo, y el consejero delegado de Emasesa, Jaime Palop, visitaron este nuevo equipamiento donde ya se han ubicado los primeros servicios. Concretamente, la empresa metropolitana de aguas ha trasladado a este inmueble la unidad de ahorro y eficiencia energética encargada de gestionar la producción de energías renovables hidroeléctrica, fotovoltaica y por cogeneración así como los planes de reducción del consumo en todos los servicios, y el servicio de ahorro y eficiencia hídrica.

Están ya también alojados en el cortijo de Miraflores la unidad de gestión ambiental y cambio climático, que realiza inventarios anuales de las emisiones de gases de efecto invernadero y supervisa todos los aspectos ambientales de la empresa metropolitana, y el servicio responsable de la gestión de residuos y economía circular. El área de educación para la sostenibilidad, una estrategia fundamental en el compromiso contra el cambio climático, tiene también su sede en este mismo inmueble.

El Ayuntamiento ha reservado un espacio que se ha ofrecido como sede a la Asociación Miguel Delibes y tiene ya preparado el traslado al Cortijo de Miraflores de la Agencia Local de la Energía. De forma progresiva se irán incorporando otros proyectos y usos aprovechando las salas y espacios existentes en el cortijo recién restaurado. Se diseñará un plan de actividades ambientales, cuya implantación está ahora mismo condicionada por la crisis sanitaria.

La rehabilitación de la Hacienda de Miraflores es una actuación que forma parte de la estrategia de puesta en uso del patrimonio desarrollada durante los últimos años. Por su valor histórico y cultural y el entorno en el que se ubica, el proyecto municipal es que se consolide progresivamente como un referente para la ciudad de Sevilla en materia de sostenibilidad y compromiso por una ciudad implicada en la lucha contra el cambio climático

En paralelo y como complemento a esta actuación, la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente trabaja en una siguiente fase de los trabajos de recuperación de este cortijo que estará centrada en la Antiguas Caballerizas, la Torre del Contrapeso y la Nave del Molino. En total, una inversión de 330.000 euros.

Deja una respuesta