La Junta medicaliza el Convento de las Hermanas de la Cruz, que cuenta con 83 positivos por COVID-19

La Junta medicaliza el Convento de las Hermanas de la Cruz, que cuenta con 83 positivos por COVID-19

Profesionales del centro de salud San Luis y del Hospital Virgen del Rocío atenderán a las Hermanas de la Cruz aisladas por COVID-19

Un equipo de profesionales sanitarios prestará asistencia sanitaria a las monjas en su convento de Santa Ángela de la Cruz, y también otros dos centros residenciales externos

Un equipo multidisciplinar del Distrito de Atención Primaria de Sevilla y del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, formado por especialista de Medicina Interna, Medicina Familiar y profesionales de Enfermería, trabajarán de forma coordinada para prestar asistencia sanitaria a las Hermanas de la Cruz, que permanecerán aisladas en el propio convento después de que se registraran 83 casos positivos de coronavirus.

Durante la tarde de ayer, la Consejería de Salud y Familias ha decidido medicalizar este convento, después de que el equipo de médicos internistas del Hospital Virgen del Rocío haya valorado la situación en la que se encuentran las hermanas, todo ello, junto a la Enfermera Gestora de Casos referente de dicho centro, el epidemiólogo, y la inspección. Además de la asistencia in situ, los profesionales analizarán la necesidad de realizar pruebas a los contactos estrechos. De igual forma, las profesionales de Enfermería facilitarán cuidados a las hermanas, para que la atención que se preste sea equiparable a la que pudieran recibir en un centro hospitalario. Además, el equipo de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Sevilla ha habilitado dos puestos informáticos en el convento para que los profesionales puedan registrar en la historia clínica digital, prescribir medicamentos y acceder a cualquier otro recurso de la red corporativa del Servicio Andaluz de Salud para de esta forma.

Medicalización de las residencias de personas mayores

La medicalización de residencias de personas mayores en las que se registra un brote por Covid-19 es una de las medidas puesta en marcha por la Consejería de Salud y Familias para garantizar la salud en dichos centros. Esta medicalización se realiza a través del Servicio Andaluz de Salud con la coordinación de las direcciones de los Distritos de Atención Primaria y los hospitales de referencia, previa a la realización de un protocolo que indica las situaciones donde se requiere esta medicalización.

En la actualidad, en la provincia de Sevilla, estos equipos de profesionales están atendiendo a las personas diagnosticadas por coronavirus de las residencias de mayores REIFS de Utrera, junto a los profesionales del Hospital de Alta Resolución de Utrera; y de la Milagrosa. En la primera ola de la pandemia igualmente se medicalizaron los centros Fundomar Bermejales, Domus Vi Santa Justa, Consolación de Triana, y Sagasta de San Juan de Dios.

Deja una respuesta