La Ronda de Tejares contará con un itinerario peatonal, áreas ajardinadas, más árboles y un solo carril de circulación de vehículos

La Ronda de Tejares contará con un itinerario peatonal, áreas ajardinadas, más árboles y un solo carril de circulación de vehículos

Emasesa ejecuta al 95% las obras del nuevo colector de 2,5 kilómetros de longitud y de hasta tres metros de ancho y prevé en verano la finalización de la obra que ha tenido una inversión de 10 millones de euros.

El proyecto lleva aparejada la plantación de unos 70 nuevos árboles en la Ronda y la adquisición de otros 300 por parte de Emasesa que se plantarán en el distrito y en otros puntos de la ciudad.

El Ayuntamiento de Sevilla, a través de Emasesa, ha ejecutado ya en un 95% la obra subterránea de instalación del nuevo colector de más de dos kilómetros en Ronda de Tejares, en el distrito Triana, y ha iniciado ya la reurbanización y reordenación de esta vía que quedará configurada como una calle residencial y con un amplio paseo peatonal con áreas ajardinadas y arbolado. El proyecto, que en su conjunto tiene un presupuesto de diez millones de euros, se irá abriendo por fases, conforme finalicen los trabajos y está programada su culminación durante el próximo verano. En paralelo, en este primer semestre, Emasesa tiene prevista la licitación del nuevo depósito de retenciones ubicado en el antiguo vivero de Los Remedios que tendrá un presupuesto superior a los 20 millones de euros.

Con esta obra, la Ronda de Tejares (hasta ahora un espacio deteriorado, desordenado e inaccesible) se convertirá en un amplio paseo peatonal de más de dos kilómetros junto a uno de los pulmones verdes de la ciudad, el Vega de Triana, y a las instalaciones deportivas. En todo el tramo habrá un itinerario peatonal de casi cuatro metros, el doble de lo que había hasta ahora. Será completamente accesible y para ello se utilizarán 7.800 metros cuadrados de acerado con adoquines y 2.100 metros cuadrados tipo baldosa. Este itinerario peatonal estará flanqueado por dos pasillos con hasta 7.200 metros cuadrados de zahorra compactada donde se intercalarán parterres con plantas bajas para generar áreas verdes así como arbolado. Además, se han eliminado las barreras arquitectónicas y se ha diseñado recorrido completamente accesible.

Todo el proyecto de intervención en Ronda de Tejares se adecuó desde el principio para garantizar la protección del arbolado. Por eso, se incrementó el presupuesto en más de un millón de euros, y se ampliaron los plazos. El resultado es que se conservan prácticamente todos los árboles. Además, dentro del diseño se plantarán 50 árboles en la Ronda de forma que se reponen todos los que se tuvieron que quitar y se plantan casi una treintena más. Aparte, en la curva entre Castilla y Ronda de Tejares se han proyectado otros veinte árboles más. Emasesa, como complemento, va a licitar un pliego de compensación y adquirirá otros 300 árboles más que se plantarán en la zona o en otros puntos de la ciudad en función de los criterios que determine el área de Parques y Jardines. En total, por tanto, se aportan casi 370 árboles tras esta actuación.

La reordenación del espacio reducirá además los carriles para la circulación de vehículos a uno en sentido Los Remedios, de forma que quede acondicionada como una vía residencial. A ambos lados del carril se habilitarán aparcamientos en batería para dar cobertura a los residentes en el entorno quienes podrán contar además con un gran aparcamiento con 900 plazas junto al centro deportivo Vega de Triana, que se habilitó de forma provisional en la obra y que se mantendrá para dar respuesta a vecinos y vecinas.

“Esta es una de las obras más importantes que ha realizado Emasesa durante los últimos años. Es una actuación fundamental para evitar inundaciones en los distritos Triana y Los Remedios, en un área de 480 hectáreas. Una inversión en una infraestructura de envergadura dentro del proceso de adaptación al cambio climático pero que además se ha diseñado para que los barrios de Triana y Los Remedios ganen un amplio paseo peatonal, y un área sostenible, accesible y saludable”, explicó el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quien visitó las obras acompañado del delegado de Transición Ecológica, David Guevara; la delegada del distrito Triana, Encarnación Aguilar, el consejero delegado de Emasesa, Jaime Palop, y representantes vecinales que han estado informados en todo momento de las obras y han participado en la toma de decisiones.

El principal objetivo de la obra es ejecutar una medida imprescindible dentro del plan de saneamiento de la cuenca oeste de Sevilla. Para ello, bajo tierra, se ha construido una infraestructura de enormes dimensiones con un colector de más de dos kilómetros de longitud y entre 2,5 y 3 metros de ancho. Éste está diseñado para canalizar el agua hasta un nuevo gran depósito de retenciones en los terrenos en los antiguos víveros de Los Remedios. Una infraestructura que ya tiene en marcha su estudio de detalle, que supondrá además la construcción de nuevos equipamientos deportivos, zonas verdes y espacios libres y suelos de usos terciarios.

Todas estas actuaciones se están realizando de la forma más rápida posible con el objetivo de adelantar la finalización de los trabajos. De hecho, en estos momentos la previsión es que la calle Castilla pueda reabrir entre finales de febrero y principios de marzo; a continuación se reabrirá San José de Calasanz, y durante el verano quedará culminada toda la obra.

Deja una respuesta