La “Superbluf” europea

La “Superbluf” europea

Por Ignacio Ayuso.

Solo ví un trozo de la entrevista a Florentino sobre este invento. No se puede decir más tonterías, mamarrachadas y cuentos de la lechera, ni tener menos vergüenza ni ser mas amoral, para montar una cosa como ese club de ricos, que claro lo eligen ellos, para cargarse este bello deporte que por algo es el deporte rey y encima decir que también beneficiaría a los otros clubs de otras ligas, al fútbol amateur, al fútbol base…etc. No me acuerdo quien decía que cuando un todopoderoso te ofrece algo, vete al sitio más lejano. Y así lo hice; cambié de canal y punto.

Claro estaba que al final se daban de baja casi todos, por la presión de aquellos que inventaron este deporte – hasta ahora, pues lo mismo sale alguien con la matraca que lo inventó Noé aburrido en su arca-, quedando la cosa, como decía, en un triangular a modo de los nuevos trofeos veraniegos… Todos los clubes salieron en tromba a poner en entredicho esa idea. Pero lo que sorprende es como algunos se pusieron así de estupendo cuando no hace mucho no le hacían asco a una idea similar. Claro, estaban ellos.

Como no me he caído de un guindo y vengo ya de vueltas de muchas cosas, se que algo se hará vía UEFA y Federaciones, para sacar de la ruina a los gigantes del fútbol europeo. También esto tendría su cosa. O sea que la mayoría de los clubes estamos inmersos en unas temporadas deficitarias por aquello de COVID o por las causas que fueran y nos hemos tenido que apretar el cinturón: nada de fichajes, rebajas salariales, tirar de la cantera, reinventándose estrategias,…etc., y ellos ahí siguen con sus fichajes a golpe de talonario, salarios estratosféricos cuando no faraónicos nuevos estadios. Ahora pretenden seguir igual y que los demás sigamos también igual. ¿Cómo? Mandando literalmente al carajo –y perdones ustedes por el vocablo- todo el invento y montándose ellos un  competición de la que nunca podrían salir, y eso sí, invitando cada año a los cinco que ellos quisieran por vaya usted a saber que conveniencias y dando algunas migajas a los demás para que se peleen entre ellos en esas ligas domésticas que les da asco jugar.

En fin, hablemos un poco de lo nuestro. Ahí seguimos. No, no fue un sueño de una noche de verano; ha pasado un mes y continuamos igualados con el 5º a falta de cinco jornadas y con un calendario –miedo me da siendo el Real Betis Balompié quien está por medio- a priori bastante asequible: Valladolid, Granada, Éibar, Huesca y Celta. Pero visto como está el equipo de implicado y de competitivo, quedar los quintos no es ninguna quimera ni ningún… bluf.

Deja una respuesta