Mil Veces alanceado y nunca muerto

Mil Veces alanceado y nunca muerto

Por Ignacio Ayuso.

Aserto este del personaje creado por D. Andrés Martínez León y después acuñado por D. Luis Carlos Peris que viene al pelo por los sucesivos alanceamientos que sufre la institución bética no más se mueva algo, y si no se mueve pues por eso.

Desde que acabó la temporada no cesan en torpedear al Real Betis Balompié y no me refiero a la prensa que se hace eco de los ruidos- que también podían asegurarse de la veracidad de los mismos-, sino a esos béticos que manejan, muchas veces desde el anonimato, las redes o cloacas sociales sin la más mínima documentación o al menos contrastación de lo que en ella podemos leer.

Empezamos con el entrenador que como no se tenía base para arremeter contra él por curriculum y no se podía decir aquello de con quién ha empatado ese, pues se arremete contra los pantalones de la presentación, con quien lo acompañaba, que no estaba Josemi para darle caña…

Continuamos con el anuncio de las formas de acceder a los abonos de la temporada próxima, marcada por la incertidumbre de la presencia de aficionados en las gradas y por los partidos no vistos en la anterior, fue vapuleada sin ton ni son; que si pierdo mi número o asiento, que si la valoración de los partidos que restaban, que si… Y mira que era fácil entenderlo: nadie pierde su asiento ni número si renueva el año próximo, como siempre. Usted pide la devolución, se le hace y cuando comience la campaña de abonados se saca su abono con su número y su asiento del año anterior; así de fácil. Que había unas ventajas para los que cedieran esa devolución o lo descontaran en su totalidad o parte para el abono de la campaña o campañas siguientes, pues sí, claro. “Ofú” la que se formó.

El siguiente movimiento fue la segunda equipación. Qué barbaridad, el color, los dibujos velados… ¿Qué pasa, que no es verde? No puede serlo pues según la reglamentación de las retransmisiones televisivas de la LFP, “…los colores de los uniformes deberán ser diferentes y contrastables entre sí, siendo uno predominantemente claro y otro predominantemente oscuro”. Que podían ser tonos de verde mas claros u oscuros, sí, pero miren a ver la que se formó con el color pistacho o con el verde oscuro… Las ha habido color rosa a rayas o lisas, y paradójicamente fueron de las que más se vendieron por su aceptación. Pues a mí no me desagrada la segunda equipación, y dejémonos de con notaciones políticas o “semanasanteras”, que de todo he leído.

Y para culminar, los fichajes. El primero, el de Claudio Bravo; que si tiene 36 o 37 años, que si solo ha jugado ¡dos partidos en las dos últimas temporadas! Y esto último lo dice un noticiero digital y es para nota: jugó 19 partidos en esta temporada en partidos oficiales y entre ellos, 2 de Champions.

Y Continuará. Lo dicho, mil veces alanceado –generalmente por los mismos- y nunca muerto.

Deja una respuesta