Mujeres valientes

Mujeres valientes

Por Raúl Delgado.

Sherezade fue una comparsa, sin pena ni gloria, de esas agrupaciones sevillanas que con más ilusión que afinación, más corazón que letras, participaron en el concurso del carnaval de Cádiz en el año dos mil dos, año en que Sevilla alcanzó el número máximo de agrupaciones participantes (13), en la historia de su carnaval y es que a veces, se confunde cantidad con calidad, aunque la sensación de participar en las tablas del Gran Teatro Falla, supere cualquier expectativa frente a la realidad. 

Aquello fue lo que fue, no había más, porque todo salió como salió. Tampoco fue fácil su actuación, murmullo en el gallinero, poco ambiente en el teatro y excepto los familiares presentes y alguna limpiadora que se afanaba en sacar brillo a las butacas, pocos y pocas más, vieron cantar a esas mujeres, todas ellas pertenecientes al harén de un Sultán, que no sería de extrañar, que, al día siguiente, este las enviara a todas, a recibir clases de canto y afinación.  

Y también, como no, tuvieron sus críticas aquí en nuestra ciudad, muy dada al postureo y a la pluma fácil de los “entendidos” periodistas del carnaval, que hasta entonces se limitaban a redactar sus crónicas. 

Pero dejando a un lado todo ello, el nombre de esta agrupación, ha de escribirse con letras mayúsculas, porque supuso algo muy importante, un antes y un después, un punto de inflexión en el carnaval de Sevilla, ser la primera comparsa femenina en participar en el concurso carnavalesco gaditano, por entonces formado en su infinita mayoría por hombres. Y junto a ellas, otras mujeres que, aunque no fueron componentes, también fueron aportando su lucha en el carnaval, como Vanesa, Nevada y Macarena. 

Valientes y atrevidas, por decir que ya era hora de la presencia de la mujer sevillana en el concurso del carnaval de Cádiz. Pioneras, locas, majaretas, usen el calificativo que quieran, pero esas catorce mujeres (May Herranz, Lucía Silva, Cristina Garrido, Cristina López, María Toro, Rocío, María Sánchez, Nela Rodríguez, Carmen Rodríguez, Ana Cózar, Roa M. Ramírez, Cristina Calle, Susana y Patricia Pineda), abrieron unas puertas hasta entonces cerradas, de bisagras oxidadas y madera vieja, puertas que dejaron abiertas, para que pasaran todas las agrupaciones femeninas de Sevilla, que año tras año, participan en Cádiz y que ya son parte integra e importante de su Carnaval.  

Deja una respuesta