Patrimonio da luz verde a la rehabilitación del Pabellón del Siglo XV como ampliación del CAAC

Patrimonio da luz verde a la rehabilitación del Pabellón del Siglo XV como ampliación del CAAC

La Comisión Provincial de Patrimonio, en la sesión celebrada este miércoles bajo la presidencia de la delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Susana Cayuelas, ha dado cuenta de un total de 46 expedientes de interés para la conservación del patrimonio cultural y artístico, de los cuales 28 corresponden a Sevilla.

Entre los asuntos de la ciudad de Sevilla, la Comisión de Patrimonio ha informado favorablemente la adecuación del antiguo pabellón del siglo XV para espacio expositivo del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC), y a propuesta del mismo, con posibilidad de otras funciones complementarias. El pabellón cuenta con partes diferenciadas que el proyecto denomina edificio uno, el de mayor volumen, dos, entre éste y el patio de los naranjos, y tres, el antiguo acceso.

El proyecto pone de relieve que, por ser un edificio de carácter efímero, cuya demolición estaba prevista en el momento de su construcción, las soluciones constructivas que lo definieron son de escasa calidad, especialmente en la solución adoptada para las cubiertas, lo que se ha agravado con la falta de mantenimiento. Este proyecto pretende dar respuesta a esos aspectos técnicos, a la vez que plantea la modificación de su imagen exterior, vinculada a su antiguo uso como pabellón del siglo XV.

Así, el proyecto rehabilitación comprende la adecuación física y funcional de los edificios uno y dos para adaptarlos a los usos contemplados en el programa de necesidades del centro de arte. También, y por motivos de disfuncionalidad de la estructura del edificio actual, se propone la demolición del edificio tres para la construcción de un edificio de nueva planta que albergue una zona cubierta para el desarrollo de espectáculos y de otros usos, además de tener prevista la incorporación de nuevos niveles de planta al contenedor que se justifica en la necesidad de un mayor aprovechamiento del edificio. La intervención en los espacios exteriores se limita al acondicionamiento de los pavimentos de las zonas de actuación: patio de naranjos, muelle de carga/descarga y sendero peatonal de conexión con la sede original del CAAC, con un recrecido de hormigón con tratamiento superficial sobre parte de dicho viario existente, habilitando así un recorrido accesible entre ambos centros.

Asimismo, la Comisión de Patrimonio ha informado favorablemente con condicionantes sobre la intervención recogida en el Proyecto Básico y de Ejecución de Restauración de Fachadas de la Zona Este de la Real Fábrica de Artillería de San Bernardo. La Gerencia de Urbanismo ha realizado obras de restauración en las fachadas de esa zona y en las de la avenida de Eduardo Dato y la calle Cofia, con el fin de conseguir la rehabilitación integral de la Fábrica que le permita acoger el Proyecto Magallanes.

Con la documentación ahora presentada, aparte la ratificación en el contenido del proyecto, se avanza sobre la justificación de dos cuestiones: las instalaciones y el cromatismo. En el caso del cromatismo, hay que distinguir otras dos cuestiones una es la que se refiere a los tratamientos que se han previsto aplicar a la fábrica, y la otra es el cromatismo final. La conjunción de la una y la otra determinará el aspecto final de las fachadas y con ellas la presencia del BIC hacia la ciudad. Por lo que, y en conclusión, la Comisión, manteniendo, en general, la apreciación favorable de la intervención que recoge el proyecto, y analizada la documentación complementaria aportada, entiende que deberían introducirse algunas modificaciones o aclaraciones en el proyecto de restauración de las fachadas de la zona este, hay que entender que el destino final de las instalaciones que se encuentran en las fachadas es su desaparición y, por lo tanto, cualquier trazado que por motivos coyunturales deban permanecer han de entenderse como provisionales.

Con respecto a las fábricas, debe aplicarse de manera extensiva a toda la superficie de la fábrica un revoco del mortero de cal más adecuado, sin salvedad alguna e independientemente del color que se determine finalmente. En cuanto al color, deberá mantenerse el que actualmente presenta, sin perjuicio de que en el transcurso de las obras y de los correspondientes estudios paramentales que acompañen la ejecución de los trabajos se evidencie un aspecto cromático distinto al actual. Y por último, insistir que debe instarse a la Gerencia de Urbanismo para que unifique el tratamiento en los ámbitos arquitectónicos del edificio, puesto que tienen la consideración de únicos, como es el caso de la fachada a Eduardo Dato y la denominada calle central, pues con la duplicidad de proyectos actualmente no existe.

También en la capital sevillana, la Comisión de Patrimonio ha informado favorablemente el proyecto de conservación y restauración del Estanque de Mercurio del Real Alcázar de Sevilla, por considerarlo muy completo en el estudio previo, análisis y diagnóstico de patologías, e idóneo en sus propuestas de intervención en cuanto a principios, procedimientos, materiales y técnicas a emplear. El estanque fue el primero de los renacentistas que se construyeron en el Alcázar adosado a su fachada sur. Al margen de los jardines interiores, parece que en su exterior sólo existía entonces el llamado Jardín del Príncipe, adosado todavía hoy a la fachada oeste, aunque muy transformado y, desde el reinado de Carlos V el Cenador de la Alcoba, un pabellón arquitectónico en medio de una huerta.

Las noticias documentales comienzan con las labores de revestimiento llevados a cabo entre 1572 y 1574. El pavimento que ha llegado hasta hoy es el original, a excepción de algunos arreglos parciales. Pero la gran intervención que incide drásticamente en parte de los elementos del estanque es la que tiene lugar en los años cincuenta del pasado siglo, con la incorporación del chorrón que vierte el agua desde el aljibe situado en lo alto de la torre. Las salpicaduras y el alto contenido en minerales del agua, han producido nuevos fenómenos de degradación sobre los materiales y acelerado enormemente su deterioro. Además, la incidencia de los visitantes, así como la de los factores ambientales, es un aspecto que no pueden remediarse más que con medidas de protección, pues, en resumen, el estado de conservación del conjunto es malo.

Así pues, el proyecto contempla, entre otros, las siguientes actuaciones: para evitar levantar toda la estructura del estanque, se propone el levantamiento tramo a tramo y en el tiempo de los pilares, de forma que los tramos del barandal de hierro permanezcan en su lugar; la restauración y sustitución completa de las conducciones hidráulicas, la limpieza superficial y la eliminación de los depósitos superficiales de polvo, restos orgánicos e inorgánicos.

La restauración de los bancos del Paseo de las Delicias también ha sido uno de los proyectos aprobados hoy por la Comisión de Patrimonio. Este proyecto tiene por objeto la reposición de los elementos compositivos del muro de defensa comprendido entre el Puente de San Telmo y el Puente de Los Remedios, que fue levantado en 1917 a lo largo de 400 metros, y cuya base se sitúa en el Muelle de Nueva York. Las sucesivas capas asfálticas elevaron el nivel del Paseo de las Delicias y de la acera, lo que dejó a los bancos prácticamente inservibles para el fin para el que fueron proyectados. Las patologías que presentan son las normales por su exposición a la intemperie, ocasionadas por los agentes climáticos, la humedad y la contaminación atmosférica, y las producidas por la acción de microorganismos como hongos o líquenes. Derivadas de estos agentes se detectan las siguientes patologías: suciedad generalizada y biofilm por el intenso tráfico de vehículos del Paseo de las Delicias, disgregaciones de arcilla en los ladrillos y pérdida del llagueado y fisuras de carácter superficial, especialmente en el respaldo de los bancos. Para remediar estos daños las actuaciones propuestas, entre las más importantes, destacan el tratamiento biocida, la limpieza mediante cepillos de dureza variable, el tratamiento de consolidación y el sellado de pequeñas fisuras mediante el uso de cal aérea y carga de silicato molturado muy fino en suspensión acuosa, tratamiento hidrofugante.

Por último, en Sevilla, se ha informado favorablemente el proyecto de conservación y mantenimiento de la torre campanario de la parroquia de San Nicolás. Las actuaciones recogidas en este proyecto son de conservación y mantenimiento, y pretenden mantener el campanario en correctas condiciones de salubridad y ornato, sin alterar su estructura portante, ni su estructura arquitectónica, de manera que hace especial hincapié en el cuidado y afianzamiento de alfeizares, la limpieza y reposición de solería, de los revocos interiores y de la pintura.

Deja una respuesta