Querer es poder

Querer es poder

Por Antonio Jiménez-Riquelme

Y dicho todo lo anterior, digo yo… ¿No sería posible, ahora que ya tenemos un horizonte predeterminado por el Gobierno, que se planteen las autoridades sanitarias, a partir del 11 de junio cuando ya todo el país estará en fase 2, cuando no en la fase 3, que con la medidas preceptivas de distancia sanitaria y mascarillas todo hijo de vecino, puedan entrar aficionados a los estadios de las competiciones de 1ª y 2ª división, que se reanudarán en algo más de diez días? 

Si los museos (edificios cerrados) los restaurantes y bares (locales con espacios interiores) tendrán la posibilidad de albergar hasta un 50% de su capacidad… ¿qué problema sanitario puede haber, en que, por ejemplo, en un 30% de su aforo, los estadios acojan aficionados y no abocarnos, a este bodrio insolidario e infumable que será el fútbol sin público?.  

No soy adalid ni ariete de nada ni de nadie, pero qué problema hay cuando tras llegar hasta las puertas de los estadios con cierta antelación a lo acostumbrado y se acceda a los campos de fútbol (espacios al aire libre) con mascarillas y una distancia de 2 metros entre aficionados, más prohibición de acercarnos, abrazarnos, tocarnos… podamos asistir a uno de cada tres partidos? Por ejemplo, con ello 15000 sevillistas cada partido, en 1 de cada 3 encuentros, podríamos verlo in situ. Y es que la ciudadanía sevillana en su inmensa mayoría ha demostrado suficiente civismo y respeto por las normas, no se olvide que somos la única gran capital de España en fase 2. 

Sería una forma de contar con todo el mundo y no dejar a nadie atrás Sr. Presidente Sánchez… y de paso amortiguar el golpe económico a los clubs que si no es así, tendrán que devolver importantes cantidades de euros a sus abonados. 

Ahí lo dejo, aunque no servirá de nada… porque, querer es poder. 

¡VIVA EL SEVILLA F.C.!  

Deja una respuesta