Se adelanta el inicio de la recogida de la naranja del viario público ante el sustancial aumento de la cosecha

Se adelanta el inicio de la recogida de la naranja del viario público ante el sustancial aumento de la cosecha

El pasado día 16 de diciembre arrancó una campaña estimada de 5,7 millones de kilos, un 87 por ciento superior a la pasada, y que se completará con un contrato adicional con 46.500 euros de presupuesto

Se redoblan los esfuerzos para terminar la campaña en los plazos de otros años, y a ser posible mejorarlos, teniendo en cuenta además que Parques y Jardines sigue asumiendo la gestión de más áreas arboladas”, destaca del delegado de Transición Ecológica y Deportes, David Guevara

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Servicio de Parques y Jardines adscrito a la Delegación de Transición Ecológica y Deportes, ha adelantado este año el inicio de la recogida de la naranja del viario público y los parques, que arrancó el día 16 de diciembre pasado para determinados barrios debido al sustancial crecimiento de la cosecha y se generalizarán los trabajos en toda la ciudad a partir del 7 de enero, al tiempo que ultima la adjudicación de un contrato para asumir estas tareas de recolecta en barriadas recientemente recepcionadas y reforzarlas en zonas como el Casco Antiguo, los jardines históricos o los patios de los centros cívicos y colegios.

Ante el incremento esperado de la recolección –el rendimiento medio por naranjo ha pasado de 80 a 110 kilos tras la abundante floración de la pasada primavera, un 37,5 por ciento más con respecto a la campaña pasada y una previsión de unos 5,7 millones de kilos, siendo una de las más altas de la última década– se planificó el inicio de la recogida el 16 de diciembre, y hasta la fecha se llevan recogidos más de 520.000 kilos de naranja amarga.

Como es ya tradicional, la recogida del fruto de los 45.000 naranjos existentes en el viario público de la ciudad y cuya recolección es competencia del Área de Parques y Jardines se generalizará en todos los distritos el próximo 7 de enero, tras las fiestas navideñas, y se prolongará hasta el mes de marzo, siguiendo una planificación por barrios –primero grandes avenidas y después calles interiores– de acuerdo con las empresas adjudicatarias de la conservación y el mantenimiento de la arboleda y las zonas verdes de la ciudad.

Como novedad este año, se extenderá el uso de plataformas mecánicas en lugar de escaleras para la recolección manual de la naranja en aquellos lugares con amplitud suficiente, lo que redunda en una mayor seguridad laboral y agilidad en la recogida. En ningún caso se podrán varear las copas de los naranjos ni emplear otros medios que puedan dañar los árboles. “La elevada producción hizo que nos adelantáramos en la fecha de arranque de la campaña de recogida y redobláramos los esfuerzos para terminarla en los plazos de otros años, y a ser posible mejorarlos, teniendo en cuenta además que el Servicio de Parques y Jardines sigue asumiendo la gestión de más áreas arboladas de la ciudad”, según ha explicado el delegado de Transición Ecológica y Deportes, David Guevara.

En paralelo, desde el Servicio de Parques y Jardines se ultiman además los trámites administrativos para adjudicar un contrato que cubra la recolección de las zonas arboladas recientemente recepcionadas por el Ayuntamiento y no amparadas por el contrato de conservación y mantenimiento del arbolado de 2016. Licitado con un presupuesto de 46.478,95 euros, este contrato contempla la recolección de 2.736 naranjos amargos en los jardines históricos y otros parques y viarios del Distrito Casco Antiguo, el Parque de los Príncipes (Los Remedios) y distintos centros cívicos y colegios, más otros 4.459 en 134 calles de Sevilla Este.

La naranja amarga recogida en el viario público de Sevilla se conducirá a vertederos autorizados, donde o bien tendrá aprovechamiento industrial o bien se eliminará de manera ecológica u orgánica. Asimismo, una parte de la cosecha de destinará al proyecto piloto de la empresa metropolitana Emasesa para generar electricidad a partir de biogás o la fabricación de compost.

Deja una respuesta