Sevilla ¿celebra? el 425 aniversario del nacimiento del pintor Diego Velázquez

En este momento estás viendo Sevilla ¿celebra? el 425 aniversario del nacimiento del pintor Diego Velázquez

Hoy, día 6 de junio, se cumplen 425 años del bautismo, en la parroquia de San Pedro, de Diego Velázquez, por lo que los expertos sitúan su nacimiento en esta fecha ya que era costumbre de la época bautizar a los recién nacidos el mismo día de su alumbramiento

Para celebrar la efémeride del genial pintor, este jueves el museo de Bellas Artes acogerá varias charlas mientras que el Ayuntamiento, por su parte, celebrará un encuentro con artistas en el antiguo convento de Santa Clara. Además, el próximo sábado 8 de junio a partir de las 20 h, la Fundación Medinaceli, la Casa Natal de Velázquez y el Tercio de Olivares unen fuerzas para conmemorar el 425 aniversario con un desfile por los principales enclaves de Sevilla vinculados con el genial autor de «Las Meninas».

Y hasta aquí los actos preparados para la celebración de esta gran fecha del que, recordemos, es considerado uno de los máximos exponentes de la pintura española y maestro de la pintura universal. Diego Velázquez, el gran artista barroco que fuera pintor de cámara del rey Felipe IV, autor reconocido como un genio en la historia del arte en el todo el mundo, recibe este pobre reconocimiento en su ciudad natal en la que estudió y practicó el arte de la pintura hasta cumplir los veinticuatro años.

Para muestra un botón: su casa natal. Un edificio construido en el siglo XVI, cuando Sevilla era el motor económico y comercial del Imperio Español, considerado como la vivienda más antigua de la ciudad.

Este edificio se mantuvo como vivienda particular durante varios siglos, hasta la década de los 70 del siglo XX. Desde 1973 ha sido utilizada con distintas finalidades culturales y artísticas como la galería de arte contemporáneo M11, en la década de los 70, o el taller de los modistos Victorio y Luchino, hasta el año 2010. Actualmente pertenece a la Fundación Casa Natal Velázquez que tiene como objetivo preservar la casa y convertirla en un «centro de interpretación dedicado a su vida, su obra y su tiempo», pero que, pese a los esfuerzos realizados y al avance de sus obras, hoy por hoy sigue mostrándose abandonado ante la inacción de las autoridades municipales, autonómicas, estatales o de quien proceda.