Suspenso en suspender

Suspenso en suspender

Por Avanti. Contador de Pamplinas.

¿Suspender la Semana Santa? Me da a mí que eso es imposible

Podrán suspender las procesiones, los ensayos, los besamanos, los besapies…pero jamás podrán suspender  la Semana Santa  para aquellos que la viven todo el año.

El coronavirus es malaje, tela de malaje quiero decir, pero más jartible es un cofrade jartible. Un cofrade es capaz de quemar incienso en Julio, ver la entrada de la Amargura en Enero o escuchar Mater Mea un día de Navidad…pero escucharla en bucle.

El coronavirus se cree que vas a dejar de sacarle a tu cuñao en el chiringuito el tema que le sacas todos los años: lo bonito que van los Estudiantes por Contratación.

            La Semana Santa más que una celebración o una fiesta, es un estado del alma, me explico: hay días que estamos con el ánimo de Domingo de Ramos, otros de Viernes Santo y los menos de Domingo de Resurrección por la tarde.

            Quillos y quillas no os pongáis nerviositos perdidos que aquí, en nuestro pueblo es imposible suspender algo que se lleva por dentro durante todo el año. Sería lo mismo que suspender lo guapa que van las mujeres vestidas de gitana…IMPOSIBLE.

            Sonríe cohones, que el coronavirus pasará y nos quedaremos nosotros haciendo lo de siempre…viviendo lo que nos gusta vivir y sintiendo lo que nos gusta sentir.

Deja una respuesta