Truco o Tango

En este momento estás viendo Truco o Tango
Los que viven de gañote

Por Raúl Delgado.

Recuerdo como si fuera ayer y de esto han pasado bastantes años, esa fiesta de carnaval en nuestra ciudad, en aquel barrio venido a más pero que te cogía de tu casa algo lejos. Y cuando el carnaval te llama, uno siempre está dispuesto a filas y ser un soldado de esos, que aún en la trinchera, recita de memoria y para sus adentros…  ya soy recluta de tu Febrero, batallón de colorete, regimiento del Te quiero…    

Y cuando te llama, uno se pone dos coloretes rojos en la cara y nada más que añadir. Te ibas con los tuyos, con esos mismos locos y locas, como Andrés o Vanesa – gitana de mi vida, mi niña loca-, esos mismos con el mismo veneno en su interior, como el que lleva este que escribe. Y uno veía a la gente murmurar, a donde irán estos con esos dos coloretes… ¿Carnaval? Eso pa los gaditanos, ¿carnaval en Sevilla? Donde irán estos bichos raros, cuando aquí de toda la vida, Semana Santa o Feria, Corpus o Rocío… Pero carnaval… A saber, estos chuflas…. 

Carnaval…. Eso… Ummm no.  

Halloween… Eso… Ummm sí.  

Que por si no lo saben y de esto ya dieron buena crónica, los señores de Mena y Salas, esta fiesta de Halloween, es de origen sevillano, que ya en tiempos de la reconquista, ya se venía celebrando por las calles de nuestra ciudad. Porque es bien sabido que Don Juan Tenorio, era un vampiro que vivía en un viejo caserón de Triana, con abundancia de telarañas y murciélagos; Doña Inés era una bruja con escoba y cara de pocos amigos y el truco y trato de los niños, era algo tan sevillano, como pedir la venia en la Campana o tomarte una cerveza en El Tremendo. 

Pero déjenme que les cuente algo, que ya dijeron los de Guatifó… «Yo no entiendo la fiesta de Halloween, a mí más que asustar, me produce espanto. Si aquí en España toda la vida de dios, se han comido castañas, nueces, boniato y huesos de santo. La gente sale disfrazá con calabazas en la cabeza, eso es para darle dos guantás, las calabazas son para comérselas con la berza». 

Así que la fiesta de los americanos, que no es ni americana, el que la coja pa él.  

Los tosantos pa mí, el Halloween pa ti, el truco pa ti… y el tango… pa mí.