Unanimidad del Pleno del Ayuntamiento en los acuerdos de reactivación post COVID-19 con 117 medidas

Unanimidad del Pleno del Ayuntamiento en los acuerdos de reactivación post COVID-19 con 117 medidas

El Pleno del Ayuntamiento de Sevilla, reunido hoy en sesión extraordinaria, ha aprobado por unanimidad el dictamen y los documentos de medidas consensuadas en la Comisión No Permanente de Reactivación Social y Económica y para el Impulso del Empleo que, con la participación de todos los grupos políticos de la Corporación municipal y, asimismo, una nutrida participación de la sociedad civil, recogen hasta 117 iniciativas para hacer frente a las consecuencias de la pandemia y preparar a la ciudad en caso de que los rebrotes de la enfermedad adquieran envergadura.

“Es muy importante este mensaje de unanimidad y unidad que trasladamos tanto a la sociedad sevillana como a las empresas e inversores y al conjunto de España”, ha dicho el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quien ha agradecido el trabajo de todos los grupos políticos de la Corporación y, especialmente, de los 73 representantes de instituciones y entidades de la sociedad civil sevillana que han participado en dicha comisión a lo largo de dos meses. “De hecho, no hay precedentes en la ciudad sobre este modelo de trabajo y probablemente tampoco en el país”, ha abundado. Espadas, asimismo, ha tenido un reconocimiento para el trabajo realizado por el presidente de la comisión, el delegado de Bienestar Social, Empleo y Planes Integrales de Transformación Social, Juan Manuel Flores, y la secretaria de la misma, la directora general de Empleo y Apoyo a la Economía y a la Innovación Social, Paz Lagares.

De esta manera, en la sesión plenaria se han refrendado los acuerdos políticos previos en materia sanitaria y de escudo social, por un lado, y para recuperar el turismo y la hostelería, por el otro, y ambos en ejecución. Por último, se ha dado el visto bueno al tercer y último paquete de medidas, en este caso destinadas a la reactivación económica de Sevilla, y que apuestan por la industria, la innovación, el emprendimiento, la captación de inversiones privadas, la contratación pública, el impulso al Parque Científico y Tecnológico (PCT) Cartuja o la revisión del marco presupuestario y fiscal de cara a 2021 ante las consecuencias sociales y económicas de la pandemia.

Estas 88 iniciativas económicas establecen como prioridades la seguridad sanitaria que facilite la recuperación de la actividad; la garantía de vida para las empresas con la finalidad principal de mantener los negocios y recuperar el dinamismo del empleo que registraba Sevilla antes del inicio de la pandemia del coronavirus; la renovación y, sobre todo, la diversificación del tejido productivo; la apuesta por la ecoinnovación sistémica que propicie la tracción de inversiones con un nuevo modelo energético basado en el ahorro y la eficiencia; la alineación del modelo de ciudad con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas; y las acciones de desarrollo de la ciencia, la innovación, la formación, el emprendimiento y la productividad. Se trata de una hoja de ruta para hacer la economía local más fuerte que genere más empleo y estabilidad laboral, al tiempo que sea más robusta frente a futuras crisis.

Entre esta amplia batería de medidas económicas destacan desde el punto de vista institucional la promoción de un Pacto Económico y Social local e instar al Gobierno central a permitir el uso del superávit de la Corporación municipal para inversiones que palien los efectos derivados de la COVID-19 o gestar una Mesa del Trabajo Autónomo. Desde el punto de vista del presupuesto, se apuesta por una revisión pormenorizada del mismo para priorizar la salvaguarda del tejido productivo y las inversiones que generen empleo, así como el pago a proveedores, la contratación pública responsable u otorgar facilidades para la concurrencia en la contratación de empresas de economía social. Desde el ámbito de la fiscalidad, se acometerá un estudio de las ordenanzas fiscales en vigor para evaluar posibles bonificaciones de impuestos y tasas municipales a aquellas familias, empresas, puestos de mercados de abastos y emprendedores afectados por la crisis; se tendrán en cuenta posibles bonificaciones en 2021 para el turismo, la hostelería o el comercio; y se impulsarán incentivos fiscales para la atracción de mecenazgo y de orientación técnica para los proyectos investigación que sirvan como aceleradora de las startups y de ayuda al emprendimiento.

Ya en el terreno de la generación de economía y empleo con recursos municipales, resaltan las medidas relacionadas con la puesta en valor antiguos espacios productivos (como Altadis) o equipamientos públicos en desuso (Edificio Gavidia) que contribuyan a la sostenibilidad de la propia economía local al tiempo que sean destinados a actividades productivas o innovadoras; la revisión del PGOU para permitir otros desarrollos; un plan de aparcamientos en superficie en parcelas de titularidad municipal; nuevas medidas de agilidad en los trámites administrativos; y, por último, impulsar un Departamento de Relaciones Institucionales y Fomento de las Inversiones.

En materia de subvenciones y otros apoyos, el documento consensuado aboga por mantener las ayudas municipales a las pymes y los autónomos; poner en marcha un programa de ayudas reintegrables (microcréditos); convenios de colaboración con espacios coworking; la creación de un banco de ideas de iniciativas empresariales; poner en marcha una lanzadera para las cooperativas; desarrollar programas de formación, innovación y modernización de los negocios regentados por autónomas/ os y microempresas; o el impulso a programas de rehabilitación urbana como nicho de empleo y como herramienta para la cohesión social.

Los parques empresariales tienen un apartado específico, destacando medidas para impulsar el PCT Cartuja como enclave de innovación y atracción de inversiones; la elaboración de un Plan Director de Parques Empresariales y Polígonos Industriales y de otro que mejore su señalización, el viario y de la limpieza y el acceso mediante transporte público; o el impulso a las entidades urbanísticas de conservación. En el marco industrial, se plantea realizar un plan integral del patrimonio industrial para su rehabilitación; facilitar la relocalización industrial en la ciudad; e implementar iniciativas específicas para la ubicación de industrias destinadas a la elaboración de productos sanitarios y a la producción de bienes y servicios medioambientales.

Para el comercio y los mercados de abastos, se propone gestar un sello Comercio de Calidad de Sevilla; revitalizar los espacios públicos de las zonas comerciales con un programa plurianual de inversiones en todos los distritos; fomentar los mercados locales de productos ecológicos; favorecer la apertura de nuevos puestos en los mercados de abastos, así como el traspaso de los que estén cerrados; facilitar la concesión de licencias en los locales del Centro Histórico que impulsen actividad comercial diversificada que, a su vez, evite la saturación de negocios de hostelería, franquicias o multinacionales, siempre en el marco de los límites legales; mantener las campañas municipales de apoyo al comercio de cercanía; y evitar la saturación de grandes superficies comerciales.

Ya en el ámbito de la cultura, la rotulación de todos los edificios emblemáticos, la programación de verano, establecer un circuito de programación cultural en todos los distritos municipales o Sevilla: Nodo de Creación Audiovisual son algunas de las medidas consensuadas y recogidas en el documento aprobado por unanimidad en el Pleno celebrado en el día de hoy.

Empleo

En lo que respecta al empleo, poner en marcha un Observatorio por el Empleo para evaluar su evolución, redactar un plan estratégico en materia del fomento del empleo, impulsar un Pacto por la Seguridad y la Salud Laboral, más políticas activas de empleo para retener e impulsar el talento de la ciudad, mantener el empleo público directo y en las empresas proveedoras de servicios públicos o el fomento del empleo agroganadero mediante la FP dual figuran entre las iniciativas laborales.

En cuanto a las nuevas tecnologías como herramientas de transformación del tejido social y productivo, el documento consensuado aboga por impulsar la digitalización del comercio de proximidad y los mercados de abastos; iniciativas y ayudas para reducir la brecha digital para colegios, empresas, entidades y familias; extender la conexión wifi a más espacios públicos; negociar con las operadoras para que Sevilla sea un territorio preferente para desarrollar el 5G; o impulsar la digitalización del propio Ayuntamiento.

La sostenibilidad también cuenta con un apartado específico en el documento, con protagonismo para poner en marcha Plan de Residuos Cero, establecer estaciones para la carga de vehículos eléctricos en toda la ciudad, priorizar el uso de vehículos eléctricos o poco contaminantes en los autobuses público y taxis, que la luminaria publica de toda la ciudad que sea de bajo consumo y más simplificación para las tramitaciones administrativas e incentivos para el montaje de las instalaciones de autoconsumo.

Por último, se considera la prestación de servicios sociosanitarios como un servicio esencial en la ciudad de Sevilla, se impulsará un estudio para innovar en la forma de prestar los servicios asistenciales, se estudiará la regulación del teletrabajo en el Ayuntamiento de Sevilla como fórmula estable y negociada con los agentes sociales y se recoge también como fórmulas para la generación de economía y empleo la puesta en marcha y ejecución de grandes proyectos de inversión pública como el cierre SE-40, la Línea 3 Metro, la reforma Puente del V Centenario o la conexión ferroviaria entre Santa Justa y el Aeropuerto de San Pablo.

Deja una respuesta