La Junta instalará ascensores para mejorar la accesibilidad en 90 viviendas

La Junta instalará ascensores para mejorar la accesibilidad en 90 viviendas

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, a través de la Agencia de Vivienda y Rehabilitación de Andalucía (AVRA), acometerá en los próximos meses obras para mejorar la accesibilidad a 90 viviendas de edificios pertenecientes al parque público residencial de la Junta en Sevilla, eliminando las barreras arquitectónicas existentes para facilitar la movilidad de las familias residentes.

Con este objetivo, el Consejo Rector de AVRA, como gestora del parque público residencial autonómico, ha aprobado tres proyectos para la capital de la provincia, con una inversión prevista para estas actuaciones de 552.669 euros.

Estas intervenciones forman parte de un conjunto de 23 actuaciones de obras de accesibilidad que se van a ejecutar en promociones de viviendas protegidas en alquiler, titularidad de AVRA y repartidas por toda Andalucía. La inversión total prevista es de 2,5 millones de euros.

Las obras proyectadas consistirán en la instalación de ascensores en tres promociones de viviendas sitas en el centro de la capital. Concretamente en la calle Vírgenes número 19, con 63 viviendas y a la que se van a destinar 393.577 euros; en la calle Flandes números 3 al 7, donde existen 11 viviendas cuyas familias van a beneficiarse notablemente de esta reforma, lo mismo que las 16 familias que residen en la calle Hernán Cortés número 4. Los presupuestos reservados para estas dos últimas obras ascienden a 83.167 y 75.925 euros, respectivamente.

Con estas actuaciones, la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio y AVRA persiguen como objetivo hacer un parque público residencial más accesible, eliminando las barreras arquitectónicas ligadas a los desplazamientos dentro de los edificios y también en los espacios exteriores que los rodean.

Estas obras supondrán un beneficio importante y una mejora de la calidad de vida para todas las familias residentes, pero especialmente para las personas que tengan limitada la movilidad como consecuencia de alguna discapacidad física o por tener una edad avanzada, a las que se facilitarán los movimientos que ahora tienen restringidos o limitados, como consecuencia de la falta de ascensores o la presencia de escalones que no pueden salvar.

Deja una respuesta